jump to navigation

-Manuelita, ¡Al Panteón! junio 30, 2010

Posted by Manuel Andrés Casas in Actualidad, Personalidades, política nacional.
Tags: ,
add a comment

Manuelita Saenz, compañera sentimental y amorosa del Libertador (aunque yo prefiero considerarla como sencillamente una mujer de moral un tanto distraída) será la nueva incorporación que se hace a la corte celestial de los próceres de la República. Con el traslado de sus “restos simbólicos” al templo celestial del Olimpo (el Panteón Nacional) se suma al ya nutrido grupo de dioses, semi-dioses y santos dignos de devoción que conforman la teología venezolana. Obviamente el lugar de Zeus estando ocupado por nuestro señor y redentor, el glorioso Libertador.

No quisiera incurrir en la herejía de cuestionar la exacerbada preponderancia que tiene en el ideario colectivo los héroes militares de la independencia, claramente eso sería suficiente para tildarme de pitiyanki apátrida y burgués. No obstante, hay que preguntarse dos cosas; primero, ¿Por qué la desproporción existente entre las glorias atribuidas a los héroes militares (muchísimas) y las (escasas) concedidas a los ilustres civiles que también tanto han contribuido en la formación de la patria?, luego, ¿Cuál es la razón del monopolio que ejerce la independencia en la repartición de glorias?, tal es el acaparamiento que ejerce sobre las mismas la etapa independentista que uno podría pensar que en este país después de 1830 no se ha hecho más nada…

El hecho de que pretendan aunar los restos -aun cuando sean simbólicos- de Manuela Saenz al Panteón me llevó a investigar un poco sobre este lugar; el resultado: una descarada preponderancia (monopólica y acaparadora) de líderes militares. Sí, de hecho hay ilustres civiles en el panteón: Simón Rodríguez, los Doctores Vargas, Razetti y Rangel, los abogados Sanojo, Sanabria y Toro, los intelectuales Gallegos, Baralt, Blanco-Fombona, Iragorry, Andrés Eloy Blanco y Tomás Lander; y importantes personajes de las artes como Teresa Carreño, Pérez Bonalde y Michelena, entre otros. Pero el hecho es que la representación civil es ínfima comparada con la de militares. No me tomé la molestia de sacar la cuenta entera, pero a simple vista creo que un estimado conservador de la proporción civiles-militares es algo así como 1 a 6.

Igual podemos ver como de los grandes monumentos y cenotafios (monumentos a un muerto que no tienen sus restos) sólo uno es dedicado a un civil, Andrés Bello.

Creo que la composición del Panteón es una muestra de la valoración que le da la mayoría del país a los logros en los diferentes ámbitos de la vida republicana; de hecho recuerdo que, durante la campaña presidencial de 1998 (a mis cortos diez años de edad) uno de los principales argumentos a favor del actual Presidente era que “es un militar, el sí va a poner mano fuerte acá”. Todo lo cual apunta a que, como sociedad, tendemos a colocar al desempeño castrense por encima de la cívica.

No sé si será nuestra cultura de machos caribeños la responsable de la atracción que sentimos como pueblo por la bota y la bayoneta; pero sí creo con bastante fervor que hasta que no aprendamos a valorar debidamente los logros civiles nos costará salir de este atolladero.

Por eso propongo que construyamos un nuevo monumento a los próceres, pero a los próceres civiles. El gran médico Humberto Fernández Morán (inventor del bisturí de diamante, rechazó un Nobel por no nacionalizarse yanki) merece ser más que un distribuidor en Maracaibo; Baralt (primer americano en ser miembro de la Real Academia Española) debe ser más que el nombre de una escuela secundaria y ni hablar de personajes como Rómulo Betancourt, que ya no es ni siquiera el nombre de un parque.

Anuncios

El abuso de la “justificación” histórica junio 15, 2010

Posted by Manuel Andrés Casas in política nacional.
Tags: ,
add a comment

El día de ayer, en el cual se llevó a cabo la penosa intervención del Banco Federal (y la aún más penosa condonación de la misma por varios voceros del gremio bancario) me encontraba en la Universidad y pasé a discutir el tema con un compañero de clases que es de tendencia oficialista (militante activo del PSUV, de los que participaron en la campaña de las primarias). Nuestra discusión, como es ya costumbre, aunque bastante encontrada en cuanto a puntos de vista, siempre se basa en el respeto. Pero lo que me llamó la atención, y lo que busco expresar acá, es la utilización –en mi opinión, errónea- de un argumento que busca justificar el proceder del Gobierno.

Dentro de la discusión mi compañero me indicó que dicha acción fue tomada, entre otras cosas, para salvaguardar el patrimonio de los ahorristas, y que esta medida, en todo caso, no es grave; pues la misma palidece en comparación con las crisis financieras que tuvieron lugar en el país durante la infame IV República. Esa última línea, me he dado cuenta, es un argumento reiterado en el discurso oficialista. Entra a relucir siempre que el Ejecutivo Nacional emprende acciones cuestionables, como si se pretendiera que realizando una comparación entre la medida actual y algún hecho determinado de nuestro pasado democrático sirviera para otorgar una sacrosanta absolución a cualquier proceder, por despótico, inútil o innecesario que fuera.

Ahora bien, dicha línea de pensamiento, aparte de que lógicamente es una falacia, sirve para demostrar la imposibilidad de defender mediante la argumentación alguna de las políticas implementadas por el Gobierno. El nivel de absurdo de determinados cursos de acción llegan al punto de que resulta imposible argüir en defensa de los mismos por su propio valor, en vez de decir: la intervención del Banco Federal es una decisión inteligente por tal, tal y cual; se pasa a decir: la intervención del Banco Federal era algo necesario, pero en la IV, con el Banco Latino eso fue peor, eso fue un desastre una desgracia.

No sé si a las personas más entradas en años que yo les pase lo mismo, pero ya hemos llegado a un punto en el cual cualquier intento –del lado que sea- de justificar su actuar mediante una comparación con el pasado (léase, la IV) me provoca darle un lepe al que lo plantea.  Coño, que yo no viví en la IV, que aun cuando esa haya sido una desgracia (opinión que, por lo menos en lo referente a ciertos Gobiernos, no comparto) no sirve para explicarme por qué estamos mal HOY; o de por qué no hay muy buenos prospectos de que pasemos a estar bien MAÑANA.

Que un pueblo conozca su historia es algo fundamental, pues nos brinda herramientas de análisis para comprender mejor el momento actual. Sin embargo, ese es su fin, no servir de panacea argumentativa para defender lo indefendible, y, en eso, es algo en lo que varios sectores políticos han abusado.

Aprendamos algo acerca de la gente que lideró el referéndum en Chile contra Pinochet, ellos omitieron durante su campaña cualquier mención relativa al pasado: al contrario, se enfocaron en hablar acerca del futuro, del futuro que ellos querían para su país y cómo pretendían lograr sus objetivos.

Esa es una lección ajena que deberíamos internalizar.

Jorge Tuero dio en el clavo mayo 31, 2010

Posted by Tomás Horacio Hernández in Actualidad.
Tags:
2 comments

Parece increible, pero este video fue en 1982. Se parecia Venezuela en aquel entonces a la Venezuela de hoy en dia?

Aunque hayan pasado 8 años… Hay que recordar….. abril 16, 2010

Posted by sinelchivoysinelmecate in Colaborador.
Tags:
add a comment

De Patricia Campos

Después de 8 años, todavía recordamos aquel día oscuro en el que Venezuela se vio inmersa en un mar de sangre y violencia.

Es triste ver como a muchos se les ha olvidado lo ocurrido, pero es nuestro deber recordarle a las personas que ese día existió, fue real y no debe ser olvidado. No solo los familiares de aquellos héroes, los cuales vieron truncados sus sueños de libertad y su libertad propia a manos de tiranos y villanos.

Es importante recordar y tener en un lugar de nuestros corazones y un lugar dentro de nuestros recuerdos para este día, para mantener la cabeza en alto y seguir luchando para no permitir que algo así se repita en Venezuela, y para seguir luchando por nuestra libertad de expresión.

Son días como el de ayer, en los cuales me lleno de tristeza, añoranzas por mi país, en los cuales deseo volver a costa de mi propia seguridad. Son días como ayer en los cuales hago un análisis de la historia Venezolana que me ha tocado presenciar y en la que me ha tocado participar, me llena de júbilo poder decir que peleé por mi país pero me llena de tristeza saber que la distancia me ha obligado a expresarme a través de este medio.

Por razones personales de trabajo he estado un poco ausente de mi blog, pero en el día de ayer me di cuenta que siempre hay lugar para mi país y mi lucha personal, seguiré al pie del cañón con este medio que me ha permitido alzar mi voz, la cual una vez quiso ser callada.

No hay que sentirnos intimidados por las técnicas de persuasión de Chávez, el querer incriminar a sus opositores es solo una medida de coacción y amenaza. Hay que recordar que la verdad es pura y liberadora, Dios no nos abandona, y la justicia siempre será la vencedora.

Si sentimos que hemos perdido una batalla, hay que recordar que todavía la Guerra no ha terminado, y que ya vendrá nuestra Victoria.

Y así empezó la historia febrero 4, 2010

Posted by Tomás Horacio Hernández in política nacional.
Tags: , ,
add a comment

Pocas personas han tenido un impacto mediático tan fuerte como lo tuvo Hugo Chávez el 4 de Febrero de 1992. A pesar de que su intervención duró tan sólo unos minutos, hoy por hoy muchos recuerdan ese famoso: “Por ahora”.

Nadie se imaginó que 18 años más tarde Venezuela viviría en la sombra de una democracia y con vagos recuerdos de una tal expresión llamada calidad de vida. Hoy muchas de las voces disidentes son perseguidas, la plena libertad de expresión es algo que leemos en los libros y la posibilidad de comunicarnos y conectarnos con el resto del mundo a través de un medio como internet está en alto riesgo.

No sabemos si el proyecto que quiere llevar a cabo el gobierno tiene un fin cercano ni mucho menos podemos esperar que el problema se resuelva con una implosión a lo soviético. De lo que si estamos seguro es que de no hacer nada, pues es muy poco probable que cambie la situación actual.

Por los momentos, la paciencia se agota, la frustración aumenta, se fortalece la crisis y renace la esperanza. Derrotemos entonces el peor de nuestros miedos que es no hacer nada, de lo contrario seguiremos en un infinito por ahora.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Liberalismo o Socialismo… ¿tenemos alguna otra alternativa? diciembre 14, 2009

Posted by sinelchivoysinelmecate in Colaborador.
Tags: , ,
1 comment so far

De Anderson Gómez

Antes de la Revolución Francesa y la Ilustración, imperaba como relación social lo divino sobre lo humano, la inamovilidad del mundo y la predestinación divina. El rey era elegido y protegido por Dios y la santa palabra era irrefutable. El desarrollo de la ciencia y el humanismo abrieron las puertas al hombre y con ello se justificó grandemente el individualismo. La constitución, división de poderes y soberanía del pueblo, fueron todos resultados políticos de asimilar todas esas ideas en las prácticas sociales. En lo económico, la Revolución industrial permitió romper la profecía maltusiana y obtener sendas de crecimiento que trajeron una calidad de vida nunca antes experimentada por la humanidad en su historia. El individualismo fue arma de la revolución, la concepción del mundo que permitió que la historia experimentara cambios cualitativos importantes. Los hombres de la Edad Media no tienen punto de comparación con los hombres modernos, estos han superado el mito y roto las barreras, han demostrado que la Tierra no es el centro del Universo y que es ella quien gira en torno al Sol. El fruto del uso de la razón fue la rebelión a lo establecido.

Pero la historia no se detiene y no se estabiliza, se mueve hacia adelante con paso certero y firme, a veces lento a nuestros ojos, pero siempre está en movimiento.

No pudimos quedarnos quietos y a lo obtenido lo juzgamos. No los protagonistas históricos del momento, ni tampoco aquellos que disfrutaban de sus beneficios, sino aquella parte de la humanidad marginada, que formaba parte de la construcción de la riqueza pero no podía disfrutar de ella. Ni tampoco de la democracia, porque sólo tenían derecho a voto  aquellos que tuvieran la razón, y en este primer momento la convicción era que la razón no les pertenecía ni a los obreros, ni a las mujeres, ni a los analfabetos. Exclusión social, explotación y desigual distribución de los derechos, realidades todas que los nuevos agentes del cambio reclamaban al sistema. Ya no será el individualismo quien abandere la transformación, el ha quedado relegado al lugar del acusado. Es la época del cambio y será el desarrollo de lo Social quien dictará la pauta. Firme en críticas y observaciones pero apresurada en conclusiones la lucha social nos llevó a conflictos difíciles. No fue, como la revolución pasada, un conjunto de acciones no concordadas trabajando por el mismo fin, esta fue intencionada y dirigida, determinista y violenta. Como se esperaba, no dio resultados, fue demasiado el ego con que se estimó el cambio, no se percató que la interacción humana y social involucra millones de acciones imposibles de coordinar, de someter, de coaccionar. En la lucha por el cambio obvio los avances hechos por el individualismo e intentó suprimirlos. Fracasó, no podía haber otro destino diferente.

Sin embargo, las demandas fueron oídas y al igual que la primera revolución que permitió la entrada a la Era Moderna otra se estaba gestando. Pequeñas acciones que produjeron cambios cualitativos, el Estado Social de Derecho, el Estado de Bienestar como alternativas, y el voto universal, la justicia social y la distribución equitativa del ingreso como compromisos insoslayables fueron muestras tangibles de esos cambios. Todas estas acciones tomadas del Estado, desde el extremo jerárquico de la sociedad.

El elemento social conviviendo con el individual, una revolución construida sobre otra, tomando lo mejor de cada una. Hemos llegado al presente, somos nosotros los actores de este momento histórico. Conocemos el movimiento, la tendencia, sabemos que es indetenible. No estamos satisfechos con lo que vemos, las revoluciones que otros han protagonizado no terminan de alcanzar sus promesas. Bienestar social, justicia y equidad son sólo aspiraciones, queremos que se realicen.

Este es nuestro reto, esta será nuestra hazaña, Estamos destinados a ser los protagonistas del próximo cambio histórico, aquel que termine de hacer cuajar las contradicciones, porque conscientes estamos que los logros del pasado deben perdurar, tanto la constitución, la división de poderes y el sistema económico basado en el incentivo y esfuerzo individual, como la democracia plural, participativa e incluyente, la distribución y la justicia social.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

La Rosa Blanca parte V diciembre 12, 2009

Posted by Tomás Horacio Hernández in política internacional.
Tags:
add a comment

Como es costumbre los fines de semana voy con un poco de historia. El quinto texto de los estudiantes de la Rosa Blanca lo escribieron cuando volvieron a Múnich después de estar un tiempo en el frente con la compañía de estudiantes. Nuevamente el texto lo escribió Hans Scholl y Alexander Schmorell entre el 18 y 20 de enero de 1943. En esta oportunidad, el profesor Kurt Huber se encargó de su redacción final. A continuación van a poder leer fragmentos del texto repartieron en plena guerra mundial. Que valentía y que convicción.

La guerra se acerca a su fin seguro. Como en 1918, el gobierno alemán intenta dirigir toda la atención al peligro creciente de los submarinos, mientras que en el Este los ejércitos están en continua retirada y en el Oeste se espera la invasión. El armamento americano no ha alcanzado todavía su punto máximo, pero ya hoy sobrepasa todo lo que conoce la historia. Con matemática seguridad, Hitler lleva al pueblo alemán al abismo. Hitler no puede ganar la guerra, sino sólo prolongarla. Su culpa, y la de sus cómplices, ha superado infinitamente toda medida. Pero, ¿qué hace el pueblo alemán? No ve ni oye. Cegado, sigue a sus seductores a la perdición. ¡Victoria a cualquier precio!, han dicho. Lucharé hasta el último hombre, dice Hitler. Pero la guerra ya está perdida.

¿Hemos de ser el pueblo odiado y repudiado por todo el mundo para siempre? ¡No! Por tanto, apartaos de los infrahombres nacionalsocialistas. ¡Demostrad con hechos que pensáis de otro modo! Comienza una nueva guerra de liberación. Lo mejor del pueblo lucha a nuestro lado. Romped el manto de la indiferencia que rodea vuestro corazón. ¡Decidíos antes de que sea demasiado tarde! No creáis en la propaganda nacionalsocialista, que os ha metido miedo con el bolchevismo. No creáis que la salvación de Alemania está unida para bien o para mal con la victoria del nacionalsocialismo. Unos criminales no pueden conseguir la victoria alemana. ¡Separaos a tiempo de todo lo relacionado con el nacionalsocialismo! Después vendrá un tribunal horrible, pero sobre los que se han mantenido cobardes e indecisos.

Nunca más debe llegar al poder un militarismo prusiano. Sólo en la cooperación generosa de los pueblos europeos se pueden sentar las bases sobre las que será posible un nuevo comienzo. Todo poder centralista, como ha intentado ejercerlo el estado prusiano en Alemania y en Europa, ha de ser ahogado en su germen. La futura Alemania sólo puede ser federalista. Sólo un sano orden federalista es capaz de dar nueva vida a una Europa debilitada. Libertad de expresión, libertad de confesión, protección del ciudadano individual frente a la arbitrariedad de los Estados violentos y criminales: esta es la base de la nueva Europa.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Voluntad Popular, más allá de los titulares diciembre 7, 2009

Posted by Tomás Horacio Hernández in política nacional.
Tags: , , , , ,
12 comments

Regálame una semilla de esperanza y te devuelvo un sueño de país. Con esa fuerza y con esas ganas salí del Fórum de Valencia el 5 de Diciembre después de haber sido testigo del nacimiento de un movimiento que tiene cabida para todos los venezolanos, sin importar el color de tu camisa o de tu tendencia ideológica. Un movimiento que le da la mano al líder comunitario y te da espacio para proyectar tus ideas. Un movimiento que pretende devolverle la ética a la política y defender los derechos de los ciudadanos. Ese movimiento que hizo historia el 5 de Diciembre se conocerá de ahora en adelante en Venezuela como Voluntad Popular.

Desde que llegué a Valencia sabía que iba a ser un gran día. La cola para entrar al Fórum era de cientos de personas, vestidas en su mayoría con una franela de Voluntad Popular que tenia la palabra Activista escrita en su dorsal. Cuando finalmente entré no podía creer que el Fórum estaba a casa llena. Escuchar a diez mil personas corear el nombre de Venezuela era escalofriante. Vi carteles de 20 estados del país, pancartas que demostraban el sentido de pertenencia de las personas y se percibía una emoción en el ambiente indescriptible. Una tarima inmensa con un pendón a su lado que decía: Hoy hacemos historia, resumía en pocas palabras la trascendencia del evento. Al pasar al backstage y ver a un equipo de prensa y de comunicaciones 2.0 muy activados, me ratificó que me decisión de formar parte de este gran equipo había sido acertada.

Después de una obra de teatro realizada por las redes populares el evento comenzó oficialmente con el discurso del Concejal Freddy Guevara. Su recuento y su análisis del por qué nacía Voluntad Popular, orientó y motivó a  los miles de activistas presentes. Carlos Vecchio le dio contenido a su discurso al hablar de la importancia de cosechar valores en la política y al mencionar también que al igual que la Batalla de Carabobo, hoy se concretaba en Valencia esta gran iniciativa de una fuerza incalculable. Seguidamente hubo varios discursos de distintos líderes sociales que le daban dirección y sentido al evento fundacional. De todas las intervenciones la de menor peso a mi criterio fue la del Alcalde de Chacao, Emilio Grateron, debido a que no había una coherencia en su secuencia de ideas y su intervención a mi parecer fue muy larga. Afortunadamente entre los videos, la emoción de los presentes por el acto y los otros oradores, su intervención no tuvo mayores consecuencias. El acto cerró con el discurso de Leopoldo López que fue apoyado con gritos y aplausos por todo el Fórum. Entre otras cosas, López en su discurso habló sobre los espacios que ofrecía Voluntad Popular para sumarse como activista y del trabajo que se había realizado en los últimos nueve meses.

Me sorprendió que a pesar de ver a tantos jóvenes en la tarima ninguno tomó la palabra. David Smolansky y Lester Toledo se veían a simple vista, como también a su lado estaban Douglas Barrios y Juan Andrés Mejía entre otros. Estos chamos son fundamentales para Voluntad Popular, su discurso fresco permite que muchos jóvenes se identifiquen más rápido y más fácil con el movimiento. Con todo el respeto a los más experimentados, la presencia de los chamos en primera fila y en la toma de decisiones es justamente el carácter diferenciador de este Movimiento. Sin embargo tampoco podemos ser impacientes, al igual que yo muchas personas se dieron cuenta que a pesar de que no intervinieron formalmente en el acto, su trabajo en voluntad es invalorable y  tendremos discursos de estos chamos para rato. Sus sonrisas y su alegría me aseguraban de ello.

El hecho de ver a tantas personas motivadas e identificadas con la misma idea te convence que este movimiento está bien lejos de ser personalista. Te ratifica que no estás solo en la lucha por un mejor país. Te recuerda que la política es fascinante y que es necesario que cada quien aporte un grano de arena. Te promueve a pensar a largo plazo por el país que mereces.

Salí del Fórum sabiendo que pertenezco a un gran equipo, que en su primer día de existencia cuenta con diez mil venezolanos que se identifican con él. Salí convencido que mi futuro no está en irme del país, sino mas bien en quedarme para tratar de ayudar al mío. Entré con una semilla de esperanza y me fui con un sueño de país.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

La Rosa Blanca parte IV noviembre 29, 2009

Posted by Tomás Horacio Hernández in política internacional, política nacional.
Tags:
2 comments

Nuevamente como es tradición los domingos, voy con un poco de historia. La Rosa Blanca para quienes no saben fue un Movimiento de resistencia estudiantil que surgió en la Alemania Nazi en plena guerra mundial. Ellos publicaron seis textos en total, muy interesantes por su contenido y su método de lucha. El del día  de hoy salió a la luz en el verano de 1942 y fue escrito plenamente por Hans Scholl. Poco después de su publicación, el 23 de julio, los componentes de la Rosa Blanca partieron hacia el frente Ruso, pues formaban parte de la Compañía de Estudiantes.

“Es una vieja sabiduría, que se repite una y otra vez a los niños, que quien no escucha acaba por escarmentar en cabeza propia; sin embargo, un niño prudente sólo se quemará los dedos una vez en el fogón.”

Cualquier palabra que procede de la boca de Hitler es mentira. Cuando dice paz está pensando en la guerra, y cuando de modo blasfemo menta el nombre del Todopoderoso, está pensando en el poder del maligno. Sin embargo aún hay que combatir con medios racionales el estado terrorista nacionalsocialista; quien hoy en día todavía duda de la existencia real de los poderes demoníacos, no ha comprendido el trasfondo metafísico de esta guerra. Tras lo concreto, tras lo perceptible por los sentidos, tras todas las reflexiones objetivas y lógicas se encuentra lo irracional.. El hombre es libre, pero no tiene defensas contra el mal sin el verdadero Dios; es como un barco sin timón, expuesto a las tormentas, como un niño pequeño sin madre, como una nube que se deshace.

A ti que eres cristiano, te pregunto: en esta lucha por tus más preciados bienes, ¿hay aún vacilación, un juego con intrigas, un retrasar la decisión, con la esperanza de que sea otro quien alce las armas para defenderte? ¿No te ha dado Dios mismo la fuerza y el ánimo para luchar?

Queremos advertir expresamente que la Rosa Blanca no se encuentra a sueldo de ningún poder extranjero. A pesar de que sabemos que el poder nacionalsocialista ha de ser destruido militarmente, intentamos conseguir una renovación del espíritu alemán, herido de gravedad, desde dentro. Pero a ese renacimiento ha de preceder el claro reconocimiento de toda la culpa que el pueblo alemán ha cargado sobre sí, así como la lucha sin cuartel contra Hitler y todos sus cómplices, miembros del partido, secuaces, etc. Se ha de abrir con toda brutalidad el abismo que existe entre lo mejor del pueblo y todo lo relacionado con el nacionalsocialismo. Para Hitler y sus seguidores no hay en la Tierra ningún castigo adecuado a sus hechos. Pero por amor a las generaciones venideras se ha de erigir un ejemplo después de la guerra, para que nadie, nunca más, tenga ganas de volver a intentar nada semejante.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

La Rosa Blanca III noviembre 22, 2009

Posted by Tomás Horacio Hernández in política internacional, política nacional.
Tags: , , ,
add a comment

En este texto se evidencian varias cosas interesantes. Principalmente interrogantes que tenían los alemanes que no estaban de acuerdo con el régimen. Los estudiantes a través de palabras encendieron una luz. Esto fue suficiente para sembrar la semilla de la duda. Los dejo con el tercer texto publicado.

Todas las formas ideales del Estado son utopías. Un Estado no puede construirse de un modo puramente teórico, sino que ha de crecer y madurar como cada persona individual..La familia es tan antigua como el hombre mismo y, partiendo de esa convivencia primigenia, el hombre racional ha creado un Estado cuyo fundamento es la justicia y cuya ley suprema es el bienestar de todos

 

¿Ha sucumbido vuestro espíritu a la violación de tal modo que olvidáis que destruir este sistema no sólo es vuestro derecho, sino vuestra obligación moral? Cuando una persona no tiene ya la fuerza para reclamar su derecho, entonces sucumbirá necesariamente. Muchos, quizá la mayoría de los lectores de estas hojas, no saben cómo pueden ejercer la resistencia. No ven la posibilidad de hacerlo. Nosotros vamos a intentar explicarles cómo cada persona individual está en condiciones de contribuir a derrocar este sistema. No mediante una enemistad individualista al modo de una amarga vida de anacoreta será posible preparar el terreno para derrocar a este “gobierno” o para conseguir que su caída se consiga lo antes posible, sino mediante la colaboración de muchas personas convencidas y que colaboren activamente. Personas que estén de acuerdo sobre los medios con los que pueden alcanzar su objetivo. No disponemos de una amplia selección de dichos medios; sólo tenemos uno a nuestro alcance: la resistencia pasiva.

El sentido y el objetivo de esta resistencia es conseguir que caiga el nacionalsocialismo. Y en esta lucha no se puede retroceder ante ninguna posibilidad, ante ninguna actuación, estén donde estén. Hay que atacar al nacionalsocialismo en todos los lugares donde es vulnerable. Ahora, todo enemigo del nacionalsocialismo ha de plantearse la siguiente pregunta: ¿cómo puede luchar del modo más eficaz contra el actual “Estado”; cómo puede darle los golpes que más le afecten? Mediante la resistencia pasiva, sin lugar a dudas. Está claro que es imposible dar directrices para el comportamiento de cada persona individual; sólo podemos hacer alusiones generales; el camino concreto a la realización lo tiene que encontrar cada uno.

Sabotaje en las fábricas de armamento y de otros productos bélicos, sabotaje en todas las reuniones, manifestaciones, celebraciones y organizaciones creadas por el partido nacionalsocialista. Impedir que funcione sin fricciones la maquinaria de la guerra (una maquinaria que sólo funciona para una guerra en la que se trata únicamente de salvar y mantener el partido nacionalsocialista y su dictadura). Sabotaje en todos los campos científicos e intelectuales, que permiten continuar la guerra, ya sea en universidades, escuelas superiores, laboratorios, centros de investigación u oficinas técnicas. Sabotaje en todos los actos de índole cultural, que puedan elevar el “prestigio” de los fascistas en el pueblo. Sabotaje en todas las ramas de las artes plásticas, que estén en relación con el nacionalsocialismo y a su servicio. Sabotaje en todo lo que se escriba, en los periódicos que estén a sueldo del gobierno, que luchen por sus ideas, por la difusión de la mentira nazi.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

La Rosa Blanca parte II noviembre 17, 2009

Posted by Tomás Horacio Hernández in política internacional, política nacional.
Tags: , ,
2 comments

En el post del 9 de Noviembre hablé sobre el Movimiento que surgió en Alemania conocido como la Rosa Blanca. En esta oportunidad compartiré con ustedes el segundo texto que fue publicado en Alemania. En total fueron 6 textos publicados solamente. 6 textos que revolucionaron a Alemania, en una época sin correo electrónico, celular, facebook ni twitter. A nosotros todavía nos cuesta llegar a tiempo a una reunión. Pero hay que reaccionar pana! Por eso tenemos que leer historia, para ver como se hicieron las cosas. En fin, aquí les va:

Con el nacionalsocialismo no se puede debatir intelectualmente, porque es anti-intelectual. Es erróneo hablar de la ideología nacionalsocialista, pues si esta existiera, habría que intentar demostrarla o combatirla con medios intelectuales.. El mismo Hitler, en una edición temprana de su libro escribió: “Es increíble cómo hay que engañar a un pueblo para gobernarlo”

Ahora lo importante es encontrase mutuamente, informar uno a uno y no cejar hasta que el último se haya convencido de la necesidad de luchar contra ese sistema. Si, así, se extiende una oleada de protesta por el país, si está en el ambiente, si muchos colaboran, entonces será posible deshacerse de este sistema, con un último y potente esfuerzo. Un final espantoso es mejor que un espanto sin fin.

En esta hoja no queremos hablar de la cuestión judía; no deseamos escribir ninguna defensa. No, sólo como ejemplo queremos incluir el hecho de que desde la conquista de Polonia han sido asesinados bestialmente trescientos mil judíos en ese país. En esto comprobamos el horrible crimen contra la dignidad de la persona humana, que no tiene parangón en la historia de la Humanidad. También los judíos son seres humanos, se piense como se piense sobre la cuestión la judía, y esto se ha hecho contra seres humanos.

¿Para qué mencionamos esto, si ya lo conocen ustedes, y si no estos, sí otros crímenes de la misma gravedad perpetrados por esos horribles infrahombres? Porque se trata de una cuestión que nos afecta profundamente a todos. ¿Por qué se comporta tan apáticamente el pueblo alemán frente a todos esos crímenes horrendos e inhumanos? Prácticamente nadie reflexiona sobre esto. Se acepta como un hecho y se olvida. De nuevo, el pueblo alemán duerme un sueño estúpido y sordo, y anima y da ocasión a los criminales fascistas a seguir actuando… y lo siguen haciendo. ¿Será esto un signo de que los alemanes se han embrutecido en sus sentimientos humanos más primitivos, de que en ellos no se despierta ningún sentimiento frente a tales hechos, que han caído en un sueño letal, del que ya no hay despertar, nunca más? Así parece y lo será ciertamente si el alemán no despierta por fin de esa indiferencia; si no protesta allí donde pueda contra esa camarilla de criminales, si no tiene compasión con esos cientos de miles de víctimas. Y ha de sentir no sólo compasión, sino mucho más: complicidad, pues con su apático comportamiento da a esos personajes turbios la posibilidad de actuar, soporta ese gobierno que ha cargado sobre sí una culpa infinita; ¡él mismo es culpable de que pudieran cometerse esos crímenes! Cada uno desea liberarse de esa complicidad, cada uno lo hace y vuelve a dormir con la conciencia más tranquila del mundo. Pero no puede absolverse, ¡cada uno es culpable, culpable , culpable! Sin embargo aún no es demasiado tarde para desembarazarse de este gobierno, el más abominable, para no cargar aún más culpa sobre sí mismo.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

¡Y cayó el muro! noviembre 10, 2009

Posted by sinelchivoysinelmecate in Colaborador.
Tags: ,
1 comment so far

De Rafael Bello

Un 9 de noviembre, hace 20 años, cayó el Muro de Berlín, una obra inhumana que dividió a un país de hermanos por ideologías políticas. La constante lucha pacífica, el darse cuenta de lo que estaban viviendo y de la inexorable realidad que les esperaba, motivó a los ciudadanos de la Alemania Oriental a manifestar su descontento en las calles, fueron decenas de miles los que empezaron a salir. En sus mentes, un objetivo claro: derrumbar el muro y todo lo que éste implicaba. Mucho gas del bueno, detenciones, persecuciones, represiones, pero sobre todo, mucha resistencia y convicción, el resultado: el poder cedió ¡Y cayó el muro!

Impresionante sin duda alguna la historia de la caída del muro de Berlín. Hoy celebran con mucho orgullo sus 20 años de libertad, una libertad joven pero muy madura.

Sin embargo, hace aproximadamente 10 años se empezó a construir otro muro, esta vez en América Latina. Donde un hombre que llegó vendiéndonos un sueño de una Venezuela posible, un país de justicia e igualdad, una nación de progreso y hermandad, se contradice una y otra vez develando así su única estrategia: Instaurar una dictadura disfrazada de democracia (participativa y protagónica). Lleva 10 años construyendo un muro, empezó colocando una piedra fundacional bastante sólida, se trata de la división de clases sociales: ricos a un lado del muro y pobres al otro, prosiguió con varios bloques de odio, ha ido pegando todo con ayuda de mano de obra extranjera a la cual le paga con el dinero de todos sus ciudadanos, fortaleció su lado del muro con armamento militar algo con lo que cree será invencible, sigue poniendo bloques de inseguridad y pinta de rojo las paredes del muro con la sangre de aquellos que se resisten a pensar como él. Le puso rejas a la libertad de muchos que disienten, y ha venido legalizando esa construcción con el apoyo de muchas personas que sin saberlo, o por qué no, totalmente consciente de lo que hacen son prisioneros de un pensamiento único. Cuando creía que estaba casi listo puso un bloque que se tenía bien guardado: el atentado sistemático a la libertad de expresión, con ese último pretendía cerrar el muro, pero muy a su pesar, se equivocó en el cálculo. Aunque logró colocarlo, a la fuerza, ese bloque descuadró la estructura y hoy la tiene muy afectada, tanto así que se abrieron grietas en la pared, tan grandes, que entre ellas muchos ciudadanos se han vuelto a ver, muchos hermanos se han vuelto a abrazar, muchos desconocidos han empezado a hablar y muchos jóvenes hemos empezado a sembrar las semillas de esperanza.

Ya es cuestión de tiempo para que el muro se derrumbe, las grietas le están haciendo mucho daño y eso se ve a diario. Ya sueño, como joven, pero sobre todo como venezolano como será la caída de ese muro, como será el abrazo fraternal que nos unirá nuevamente a los venezolanos. Ya sueño como lo sueñan muchos perseguidos y presos, como será la celebración de nuestro primer día de libertad.

No quitemos nuestra vista del muro y cada vez que estemos frente a él vamos a empujarlo con mucha fuerza y unidos, sólo así lograremos que ceda.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

La Rosa Blanca noviembre 9, 2009

Posted by Tomás Horacio Hernández in política internacional, política nacional.
Tags: , ,
1 comment so far

Munich 27 de Junio de 1942. Hans Scholl y Alex Schmorell escribieron un texto el cual difundieron  por toda la Alemania Nacionalsocialista, creando de esta manera uno de los movimientos más valientes de la historia conocido como La Rosa Blanca. Lo invalorable de esta iniciativa es que sus autores dieron sus vidas por defender sus ideales políticos.

Existen similitudes entre la Alemania Nacionalsocialista de los cuarentas  y la Venezuela de hoy en día.  Pero realizar la comparación directa entre ellas no sería ni sano ni objetivo. Sin embargo, el análisis de las similitudes es algo que racionalmente podemos hacer.  Mi objetivo no es confrontar  a sus respectivos gobiernos ni las medidas que tomaron, sino más bien analizar la actitud de las personas que pensaban distinto al régimen y se atrevieron a alzar la voz.

En Venezuela el número de personas que deciden ignorar la política y no identificarse ni con el gobierno ni con la oposición crece a diario. Muchos alegan que están cansados de vivir bajo un estrés inhumano mientras otros dicen que no se sienten representados por los líderes de oposición. Pero lo cierto es que al decidir darle la espalda a la realidad política del país, le están cerrando la puerta a la posibilidad de vivir en una Venezuela democrática donde la vida humana se valore por lo que es. Muchos podrán evadir  a su manera la realidad venezolana, pero como dice Ayn Rand, las consecuencias de evadir esa realidad son inevitables.  La proyección de 19.400 homicidios para el año 2009 declarada por el INCOSEC es una cifra escalofriante.  ¿Cómo se puede mantener una posición imparcial y de brazos cruzados cuando el país se nos va de las manos?

Si piensas distinto alza la voz. Si no estás de acuerdo con tu realidad alza la voz. El silencio es la actitud perfecta para evadir responsabilidades y señalar a culpables. Pero también es una actitud de egoísmo y de autoengaño.

A los jóvenes alemanes que repartieron los panfletos de la Rosa Blanca muchos los catalogaron como locos. Otros como héroes. Lo cierto es que no se quedaron callados y le demostraron al mundo entero que las ideas no tienen dueño.  Que las palabras si se escogen adecuadamente enuncian LA VERDAD.

Este es un fragmento del primer panfleto que repartieron. En los próximos artículos compartiré con ustedes los otros cinco textos que publicaron y que llenaron a Alemania de esperanza.

Nada es más indigno para un pueblo civilizado que dejarse gobernar, sin oponer resistencia, por una camarilla irresponsable que se deja llevar por sus bajos instintos. ¿No es cierto que, hoy en día, todo alemán honrado se avergüenza de su gobierno? ¿Quién alcanza a vislumbrar el alcance de la ignominia que sobrevendrá sobre nosotros y sobre nuestros hijos, cuando haya caído la venda de nuestros ojos y salgan a la luz del día los horrendos crímenes, que superan toda medida? Si el pueblo alemán está ya tan corrompido y descompuesto en su interior que, sin mover una mano, y por una temeraria confianza en las equivocas leyes de la historia, abandona lo más alto que posee el hombre, lo que le alza por encima de las demás criaturas: su voluntad libre de injerir en la rueda de la historia y someterla a su decisión racional, si los alemanes exentos de toda individualidad se han convertido en una masa sin espíritu y cobarde, entonces se merecen el hundimiento.

Goethe denomina a los alemanes un pueblo trágico, similar al judío y al griego; pero hoy parece que se ha convertido en un rebaño de secuaces, superficial y sin voluntad, a quienes les han quitado hasta los tuétanos; faltos de núcleo, están dispuestos a dejarse arrastrar al hundimiento. Parece… pero no es así; antes bien, corno fruto de una violación lenta, mentirosa y sistemática, cada persona individual ha sido recluida en una cárcel inmaterial; sólo cuando se ha visto encadenada, ha sido consciente de la perdición. Pocos han reconocido la amenaza de corrupción, y el premio por sus advertencias heroicas ha sido la muerte. Sobre el destino de esas personas habrá que hablar aún.

Si cada uno espera hasta que sea otro quien comience, los mensajeros de la vengadora Némesis no podrán detenerse y se acercarán cada vez más; entonces se echará hasta la última víctima sin sentido en las fauces de un demonio insaciable. Por esto, cada uno ha de ser consciente de su responsabilidad como miembro de la cultura cristiana y occidental y como tal ha de luchar, cada uno, tanto como pueda contra ese azote de la Humanidad que es el fascismo y todo sistema de Estado absoluto similar. Oponed resistencia pasiva resistencia allí donde estéis; evitad que continúe la maquinaria atea de la guerra, antes de que sea demasiado tarde, antes de que hasta la última ciudad haya quedado reducida a ruinas como Colonia y antes de que la última juventud del pueblo se haya desangrado en algún lugar por la soberbia de un infrahombre. ¡No olvidéis que cada pueblo se merece el gobierno que soporta!

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Palabras de Rómulo noviembre 7, 2009

Posted by Tomás Horacio Hernández in Personalidades, política nacional.
Tags: , ,
add a comment

Rómulo Betancourt fue un hombre con una gran visión. Invalorable para la democracia venezolana. En una conversación con Diógenes Escalante en 1941 le dijo unas palabras que hoy en día tienen más vigencia que nunca y que demuestran la fuerza que podría tener un partido político serio, una institución: “La política son ideas, visiones y hasta sueños. Para ponerlos en práctica se necesita gente que los comparta, militantes organizados y no tumultos. Si se puede tener en cada pueblo o ciudad de Venezuela a cinco personas que compartan nuestras ideas y estén dispuestas a actuar de manera orgánica y disciplinada, según líneas de conducta que dicte un ente directivo, se tiene en las manos un ejército formidable, un gran poder”.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Reeleccionismo Crónico septiembre 2, 2009

Posted by Manuel Andrés Casas in política internacional.
Tags: , ,
add a comment

Reeleccionismo crónico

Al momento de escribir esto se está llevando en el seno del Senado de la hermana república. Un debate que determinará el futuro de la propuesta de referendo planteada por el gobierno para permitirle al pueblo colombiano decidir si permitirá la reforma constitucional, la cual busca autorizar la posibilidad de que Álvaro Uribe sea nuevamente candidato a la presidencia.

Espero (creo que de manera ilusa) que el Senado colombiano rechazará dicha propuesta. No quisiera que dicha postura sea malinterpretada como una consecuencia directa de mi nacionalidad (venezolana) ni mucho menos como mero (y usando un término que escuché hace poco y me parece nefasto) ·oposicionismo”.

Tener una postura que sea cónsona con los postulados del Estado de Derecho implica creer en la alternabilidad en el poder, cosa que creo que va más allá de una coyuntura política como la que está viviendo actualmente América Latina. No está demás decir que es preocupante la popularidad que está tomando la costumbre de reformar constituciones para permitir más reelecciones de las que son convenientes.

Sin embargo, a lo que quiero llegar es que esta tendencia, por lo menos en el caso venezolano, no es nada nuevo. En la historia venezolana abundan los casos en los que se ha pretendido reformar la Constitución para hacer legal la permanencia en el poder de los gobernantes de turno. Para mencionar sólo algunos de los más conspicuos casos de atentados (exitosos o no) de dichas reformas encontramos a las que intentaron: Guzmán Blanco, Andueza Palacios, Cipriano Castro y Gómez, por sólo nombrar personajes de hace 100 años.

¿Qué será entonces ese factor que hace que los gobernantes tiendan a buscar su permanencia en el poder? Buscar responder esta compleja pregunta de manera sencilla resultaría demasiado ambicioso. Pero creo que podemos señalar tres elementos como factores clave de la mencionada tendencia.

En primer lugar, la desmesurada arrogancia en la que tienden a sumirse los gobernantes cuando están teniendo un período presidencial medianamente exitoso; esto contrasta con el segundo elemento, el cual vendría siendo la creencia, producto de tal vez nuestra falta de autoestima colectiva, de que no hay otra persona capaz de asumir el cargo. En tercer y último lugar creo que la debilidad crónica de las instituciones de nuestro país es responsable de permitir que el Poder Político ande rampante e ilimitado.

Sin lugar a dudas es menester que dejemos de tener ciegas –e irracionales- esperanzas en liderazgos mesiánicos que vengan a arreglar desde arriba los problemas de nuestras sociedades. Sólo desde instituciones sólidas aunadas a una conciencia cívica uniformemente esparcida por la sociedad es que lograremos deshacernos de el fantasma reeleccionista que desde hace siglos azota nuestro continente.

A %d blogueros les gusta esto: