jump to navigation

Me voy julio 29, 2010

Posted by Manuel Andrés Casas in Otra.
Tags:
add a comment

Me voy. Hoy arranco para uno de esos rincones recónditos de Venezuela donde el Estado es inexistente, o mejor dicho: es un Estado fallido.

Me voy a uno de esos rincones donde Doña Bárbara tiene Kalashnikov, donde la justicia la imparten los grupos irregulares y no los tribunales, donde los impuestos no tienen forma de IVA sino de extorsión, uno de esos lugares, donde, obviamente, no hay internet.

Así que no esperen que escriba nada hasta finales de agosto, se quedan con Tomás. Pero me llevo un cuadernito donde voy a ir anotando cosas interesantes para después ponerlas por acá.

Crónica de un día en el Registro septiembre 22, 2009

Posted by Manuel Andrés Casas in política nacional.
Tags: , ,
6 comments

El otro día, por razones laborales, tuve que acudir desde tempranas horas de la madrugada a un Registro Público. En la cola para recibir el infame “número” empezó, muy venezolanamente, una conversación entre dos señores que también estaban en la cola y mi persona.

Los dos hombres, que por su apariencia intuyo que debían estar ya adentrados en la segunda mitad de la cincuentena, como cualquier persona civilizada, se quejaban profusamente de lo absurdo, largo y burocrático del funcionamiento del sistema de Registros Públicos (Tomás da una muy buena explicación) Hay que sentir empatía por esta gente, especialmente por uno de los hombres, que vivía en San Antonio y no tenía carro, por lo cual se había visto obligado a levantarse ya por 4 días a las 3 A.M. para llegar a tiempo para la misericordiosa y compasionada repartición numérica.

Como forma de paliar el ocio (y de experimentar la acogida de ciertas propuestas) me propuse traer a colación una posibilidad: El otorgamiento de concesiones a ciudadanos para que operen los Registros. Claramente el planteamiento no fue de esa manera (a las 6 A.M. hablar de la posibilidad de una transferencia operativa a manos privadas de una función del Estado me parece de pésimo gusto) lo propuse, creo, de una manera mucho más discreta. Fue algo así como “¿saben cuando se va a arreglar esto? Cuando dejen a un panadero portugués tener un registro, ahí van a ver, no te van a pedir timbres fiscales y te van a dejar registrar documentos a las 9 de la noche (una mejor considerable tomando en cuenta que el mencionado registro sólo reparte 20 números al día).

El planteamiento fue bien recibido, con el acostumbrado reconocimiento de la dedicación al trabajo de los panaderos. Cosa que comentaron mis interlocutores “claramente falta en los organismos del Estado (cabe acotar que uno de los señores igualmente tenía días acudiendo al Seguro Social a que le pagaran lo que le deben de su jubilación, en esta institución también es común la práctica de “vender los cupos”)

¿Por qué no entonces permitir a ciudadanos operar registros mercantiles? Los apologistas de la burocracia saltarán a decir que la propensión a la corrupción es demasiado alta, que el registro público es de vital importancia para el correcto funcionamiento de la sociedad, que se requiere conocimiento técnico avanzado para operarlos o cualquier otra cosa por el estilo. Claro, los funcionarios públicos son un paradigma de honestidad, (según estudios somos el 134 país más corrupto de los 149 estudiados) (ojo, no quiero implicar que TODOS son corruptos, sólo muchos) También debemos destacar el alto nivel de conocimiento técnico y especialización que caracteriza a la función pública nacional.

Dejemos el escepticismos, con las reglas, procedimiento y supervisión adecuada confío que podríamos permitir que particulares operaran Registros y Notarías (sin eliminar las existentes operadas por el Estado, operación que si creo debe estar a cargo de los Estados Federales o los Municipios, no del Poder Nacional) ¿Qué podrían cobrar caro? Sí, es una posibilidad. Pero creo que en muchos casos, como el del hombre que estaba antes de mí en la cola que ha tenido que perder 4 días de trabajo (ni hablar de horas de descanso) le sala mucho más cara la ineficiencia estatal.

A %d blogueros les gusta esto: