jump to navigation

¡A ladillar! septiembre 13, 2010

Posted by Manuel Andrés Casas in política nacional.
Tags:
trackback

Nos ha llegado la hora de ser una ladilla. A menos de dos semanas de las elecciones ya no hay tiempo para ser educados, observar las normas del manual de Carreño y respetar la tranquilidad de la hora del almuerzo. ¡NO! Es hora de ser una ladilla, hay que llevar el ladillamiento a niveles superiores: si es posible debemos tratar de ser unas ladillas crónicas.

Pero ¿De qué tipo de ladillamiento hablo? No es sólo joder por joder, es joder para que nuestros amigos, conocidos, allegados, familiares, compañeros de trabajo y personas aleatorias que nos encontremos por el camino participen de manera alguna colaborando en algo el día de las elecciones.

Los que llevamos tiempo en esto sabemos lo frustrante que es, eso de andar reclutando gente para cualquier tipo de actividad, las excusas abundan y cuando una persona se mentaliza a no querer hacer nada es difícil sacarle esa idea de la cabeza. Pero tenemos que tratar, corriendo el riesgo de, sí, que se desesperen por tanto ladillamiento y nos manden pa´l carajo.

No se ustedes pero es un riesgo que yo he estado corriendo, y les puedo decir que es bastante bajo, créanme que he sido más ladilla que carajito hiperactivo que desayunó demasiada azúcar y hasta ahora nadie me ha mandado al carajo.

Lo importante es recalcar que hay todo tipo de trabajo para el día de las elecciones, desde ser testigo de mesa en centros remotos, donde históricamente hay resultados sospechosos hasta ir pasando casa por casa, edificio por edificio movilizando a la gente a acudir a las urnas, o incluso a estar todo el día realizando un monitoreo por vía telefónica. Es decir, hay para todos los gustos, para aquellos que buscan arriesgarse para defender votos en centros difíciles hasta para aquellos que prefieren (sensatamente) velar por su integridad física. Así que el “hay pero me da miedo” no es una excusa válida. Háganlo saber cuando ladillen.

Lo que más hace falta y es determinante para garantizar la transparencia de las elecciones son los testigos, por eso les recomiendo que en su ladillamiento hostiguen a las personas a que participen en ese rol. A las víctimas de su ladillamiento las envían a: www.defiendetuvoto.com y ahí encontrarán toda la información referente a las diversas maneras de colaboración.

Hay bastantes opciones de capacitación de testigos así que no se preocupen si todavía no han recibido el curso.

A ladillar se ha dicho, ese domingo es una ladilla, no hay nada bueno en la televisión y, como dice genialmente una pieza de propaganda: “la playa no se va a secar porque no vayas un día”.

A trabajar y a ladillar a los otros para que trabajen.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: