jump to navigation

Calamaro en el Parque julio 13, 2010

Posted by Manuel Andrés Casas in política nacional.
Tags: ,
trackback

El sábado fui al concierto chavista del rockero argentino Andrés Calamaro en el Parque los Caobos. Es necesario admitir que el evento no fue malo, había bastante presencia policial (aunque no sé si eso debería intranquilizarnos más que hacernos sentir seguros), la tarima estaba bien montada y, según un amigo entendido en esas cosas, el sonido era muy bueno. Ahora bien, aparte del hecho de que nuestro querido Alcalde, Jorge Rodríguez, utilizara el evento para realizar proselitismo político (bastante moderado y corto, en su defensa), ¿Por qué es criticable el hecho en sí del concierto?

A simple vista pareciera difícil criticar un concierto gratuito en un espacio público que está en proceso de recuperación. ¿Qué tiene de malo permitir al pueblo acceder a un espectáculo musical? ¿acaso la población no tiene derecho a ver los fondos públicos invertidos en eventos de esta índole que permiten la recreación y la difusión de la buena música?

Yo creo que tiene mucho de malo. Sí, el hecho de haber asistido al concierto puede hacer que sea un poco descarado que realice esa afirmación, pero no me importa. El concierto y toda la parafernalia involucrada fue pagado por la Alcaldía de Libertador y por el Gobierno del Distrito Capital, es decir, por dos entidades gubernamentales que manejan fondos públicos: fondos que, en principio, pertenecen a todos los habitantes del municipio.

Que un alcalde crea, piense u opine que tiene buen gusto musical y que, por llamado divino, debe proceder a culturizar a los habitantes de su municipio utilizando fondos públicos para subvencionar la realización de diversas actividades culturales es una clara demostración de una injerencia innecesaria del Estado en la sociedad, un atentado (aunque leve y moderado) de la configuración de la sociedad por parte del Estado, lo cual resulta en un sutil despliegue de ingeniería social.

¿La pasé bien en el concierto? Sí, pero eso no quita que desde un punto de vista principista la realización del mismo esté mal. Especialmente cuando vivimos en una ciudad como Caracas que tiene tantas carencias a nivel de servicios públicos básicos, creo que la Alcaldía de Caracas debe correr antes de gatear y abocarse, por ejemplo, a resolver problemas esenciales como la seguridad ciudadana, la basura y la vialidad, en vez de dedicarse a subsidiar conciertos de rockeros argentinos que, música que, oh sorpresa Jorgito, le gusta en su mayoría es a burgueses.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: