jump to navigation

Los abogados y la indiferencia junio 26, 2010

Posted by sinelchivoysinelmecate in Colaborador.
Tags: , ,
trackback

De Jordy Enrique Moncada

Habiéndose celebrado esta semana el día del abogado, consideramos oportuno reflexionar sobre el rol del abogado en un momento histórico como el que atraviesa actualmente Venezuela, en donde hay constantes vulneraciones al ordenamiento jurídico vigente, en donde día a día se intenta legitimar a través de leyes, visiones y atribuciones no contempladas en nuestra Constitución, conllevando así a una crisis normativa aguda y al aniquilamiento de la institucionalidad, del Estado de Derecho y en definitiva de la democracia.

Los abogados tenemos el deber y la responsabilidad de promover un sistema legal equitativo y justo, en donde impere el respeto a los Derechos Humanos y Constitucionales. Ahora bien, en situaciones como las actuales, es necesario precisar si los abogados estamos cumpliendo con nuestro deber, así como cuál es la forma idónea para cumplir con él.

Podemos agrupar a los abogados en dos grupos, quienes ejercen la profesión de modo independiente y quienes ejercen la profesión desde alguna institución privada o pública, en nombre de dicha institución, sin embargo, todos estamos agrupados bajo el Colegio de Abogados de nuestra localidad.

Sin caer en el absurdo de la generalización, identificamos dos grandes posturas con respecto a la forma de actuar de los abogados:

(1) Quienes entienden que no son dueños de los asuntos que tratan, sino que tratan asuntos encomendados por otros (el cliente), entrando aquí el condicionamiento en la actuación del abogado, pues las consecuencias de su actuar afectan directamente a los intereses del cliente, intereses que tienen el deber de proteger. Es por esto, que el cumplimiento de ese deber de promover un sistema legal equitativo y justo, de hacerse, se hace desde un perfil bajo o muy prudente, de modo de salvaguardar los intereses del cliente, que en muchas ocasiones es cómplice en cierto modo, de actos que normalmente condenamos.
(2) Quienes consideran que por encima de los intereses del cliente están los intereses del país, que por encima de conseguir hoy una asesoría, es preciso asegurar el futuro del país, quienes creen que escudarse en el argumento de los intereses del cliente conduce a un callejón sin salida, en donde cuidas al cliente mientras pueda sobrevivir en el sistema que actualmente se plantea y luego cuando el cliente sea expropiado o se vaya del país, ya no existan clientes posibles. Pareciera que es cuidar lo poco que se tiene y no trabajar en función de tener más.

En ambas visiones, existen abogados que de un modo u otro, trabajan por cambiar las realidades del país, sin embargo, la dispersión y la cautela clientelar, hacen que muchos de los esfuerzos se pierdan frente a los constantes ataques contra el ordenamiento jurídico.

Es por esto, que el llamado es a vencer un poco el miedo, ¿a quién se va a asesorar cuando ya no quede propiedad privada?, ¿a quién se va a asesorar cuando ya no quede libertad de expresión?, ¿a quién se va a asesorar cuando ya no tengamos gobernaciones ni alcaldías?

Yo quiero un país en donde los clientes sobren y no haya que cuidarlos porque están en peligro de extinción, por eso levanto la voz y por eso busco organizarme con mis compañeros para poder hacerle frente a la situación a la que en parte, gracias a nuestra indiferencia, hoy vivimos.

@JordyMoncada

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: