jump to navigation

Al futuro no se le ponen puertas mayo 14, 2010

Posted by sinelchivoysinelmecate in Colaborador.
Tags: ,
trackback

De Jordy Enrique Moncada Cartaya

El tiempo pasa sin nada que lo detenga, nuestras vidas transcurren irremediablemente hacia esa muerte pasiva que nos espera. Sin embargo, en ese transcurrir avanzamos (aunque a veces sintamos que retrocedemos), siempre con una expectativa de futuro, siempre con la certeza de que la próxima vez que despertemos estaremos de cierto modo alcanzándolo. Eso, mientras respiremos, nadie lo puede detener.

Así como nadie lo puede detener, absolutamente nadie lo puede limitar. No puede existir quien pretenda colocar condiciones al futuro, al porvenir, pues al futuro y al porvenir se va, no se espera venir. Palpar el futuro y enfrentarlo es una muestra de libertad que no puede ser limitada bajo ningún concepto, color, ni ideología.

Sin embargo, hoy los jóvenes en particular y los venezolanos en general, nos encontramos frente al diseño de marcos para colocar puertas y trabas a nuestro futuro, a nuestra vida en libertad, a esa posibilidad de desarrollar nuestro plan de vida conforme a nuestra moralidad, eso que nos hace genuinamente dignos.

Esa puerta, en ocasiones es un revolver que asesina y roba sueños, dejando en la penumbra a aquella madre que pierde a su hijo, a causa de una violencia que se encuentra desbordada y contra la que muy poco se hace.

Esa puerta, en ocasiones es la imposibilidad de conseguir acceso a una educación libre y plural, que luego permita entrar a un mercado de trabajo que ofrezca remuneraciones justas, de modo que los jóvenes venezolanos no se limiten a soñar con vivir mientras sobreviven.

Esa puerta en ocasiones es la vulneración de lo propio, mientras los jóvenes soñamos con ser emprendedores y muchos desde el ámbito empresarial, construyendo país desde lo privado, existe un lineamiento contra la iniciativa privada que pareciera fuese a terminar por borrar lo privado de la sociedad.

Esas puertas en definitiva, que se están imponiendo en nuestro camino son una forma de atentar contra el espíritu de superación que todo joven tiene, contra esas ganas de cambiar el mundo que por estos tiempos nos embarga y nos desvela, contra esa posibilidad de hacer las cosas distintas y lograr que más sonrisas vayan por las calles.

Esas puertas que pretenden sepultar nuestras ganas e imaginación, sólo sirven para recordar que el futuro es libre, que la vida sin libertad no es vida, que merecemos poder vivir y desarrollarnos en un sistema muy distinto al que se nos pretende imponer.

En el camino hacia el futuro no hay puerta que nos detenga.

Twitter: @JordyMoncada

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: