jump to navigation

Caracas, más allá de sus problemas diciembre 21, 2009

Posted by sinelchivoysinelmecate in Colaborador.
Tags: , , , ,
trackback

De Daniela Ruiz


Para quienes vivimos en Caracas, cualquier ocasión y cualquier compañía es buena para guindarse a hablar de los insoportables problemas compartidos. Despotricar de nuestra ciudad lamentablemente se ha vuelto un hábito.

Aprovechando la época decembrina y el llamado a la reconciliación, propongo que cambiemos nuestros cristales ahumados y nos tomemos un momento para considerar lo bueno de esta ciudad; la nuestra.

Si bien el abordaje usual es una crónica de “por qué estamos como estamos” según la teoría de algún sociólogo europeo, citando autores de apellidos impronunciables para exponer una solución a nivel urbanístico, quisiera cambiar un poco ese esquema. Principalmente porque considero que aquí no hay expertos en materia: creo que todos los habitantes de Caracas no sólo conocemos la ciudad, también somos parte de ella; todos somos beneficiarios, víctimas o cómplices del  drama citadino y tenemos propiedad para expresarnos al respecto.

¿Quién mejor que el ciudadano de a pie para hablar de Caracas? En otros tiempos me habría ido a una plaza a recoger opiniones de la gente, pero como estamos en pleno siglo XXI, lo que hice fue abrir mi cuenta de Twitter, una red social en la que más de miles de caraqueños compartimos opiniones a diario,  e inicié una discusión pública virtual. Los participantes me permitieron exponerla en este artículo usando sus respectivos seudónimos (son aquellos que vienen precedidos de un “@” ej. @PedroPerez).Es así como entre diversas opiniones y sentimientos recurrentes, en los 140 caracteres que permite  Twitter recordamos juntos las razones para reconciliarnos con Caracas.

Se sufre pero se goza

A pesar de los comentarios como el de @LaDivinaDiva, quien nos aseguró (un poco en broma, un poco en serio) que seguía en Caracas porque “no le han ofrecido trabajo en New York City”, muchos de nosotros tenemos que admitir que si realmente quisiéramos podríamos irnos, bien al exterior o por lo menos a alguna ciudad tranquila del interior del país. Si seguimos en Caracas es porque, como dice @YimmiCastillo, “realmente no es tan mala”.

Les aseguro que para muchos el irse al interior ni siquiera es una opción. Y es que esa creencia de los hombres de la antigüedad de que vivir en la ciudad es vivir ante los ojos de Dios persiste hasta nuestros días. Con nuestros propios dioses modernos, claro está, pero persiste. Por eso lo demás es “monte y culebra”.

Más allá de esa razón fundamental, muchos de los que participaban en la discusión tuvieron dificultades para puntualizar qué los une a Caracas. Como sabiamente lo supo expresar @ChachoUCV: “todas las maravillas y desventuras de Caracas no caben en 140 caracteres”. Tiene razón, las posibilidades son infinitas. La misma concentración que aparentemente trae tantos problemas, permite la interacción de diversos grupos y actores, creando un valor agregado a la vida urbana; aquí hay de todo.

Como me comentaba @edgarmanuel, en Caracas está “la gente de mas real, los que tocan música en la calle, los que exponen un drama en transporte público” y los kioscos pueden vender “hasta regalos del día de la madre”. Adicionalmente, la dialéctica ciudad-individuo hace de Caracas una realidad inagotable, renovada a cada instante, impredecible. Así tenemos, en palabras de @meleciop, una ciudad “vibrante, metamórfica, multifacética, alternativa, diversa”

La noción intuitiva de que el potencial de la ciudad no está en su infraestructura se reflejó en la discusión, en la que curiosamente nadie mencionó ningún monumento, calle o plaza en particular. Coincidimos en que no son tanto los espacios los que hacen ciudad, sino las personas que se apropian de los espacios; que se sientan en sus plazas y caminan sus calles. No es lo mismo el boulevard camino a la parada, que el boulevard que recorriste de la mano con tu pareja cuando empezaron a salir, o la esquina en la que te encontraste a un amigo que tenías años sin ver. Suena anacrónico, pero son esas pequeñas cosas las que nos salvan de nuestras soledades y le dan un sentido íntimo a nuestra experiencia de ciudad.

En el caso de Caracas, el gran depositario de nuestras añoranzas es el Ávila. El cerro que sirve de fondo al escenario urbano no es visto sólo como un lugar de esparcimiento, sino como una presencia constante en la ciudad entera que nos transmite la paz de la naturaleza en medio del ajetreo citadino. Quienes vivimos en Caracas nos conectamos con el Ávila en un anhelo de armonía.

Elementos como el clima, la variedad gastronómica, el metro y el metrobús también surgieron en la discusión, pero más que exponer la agenda cultural y de entretenimiento, los invito a que si aún no tienen su propia selección de pequeños goces citadinos, salgan a descubrirlo. Diciembre es un buen momento para probar cosas nuevas.

Hagamos ciudad

En Caracas se puede estar tranquilo y, cómo no, ser feliz. Sus problemas pueden ser resueltos. Al fin y al cabo la ciudad es la manifestación de lo que sus habitantes piensan y de cómo se comportan, y mejorará en la medida que seamos mejores ciudadanos. Las cosas pueden cambiar para mejor y Caracas, más que ninguna otra, es una ciudad de oportunidades.

Como haríamos en un momento difícil con nuestra pareja, en vez de pensar en los problemas, recordemos por qué estamos aquí en primer lugar. Pensemos en las cosas buenas. Ahora, desde la experiencia inigualable de vivir en Caracas y con la vista puesta en un futuro lleno de posibilidades, hagamos ciudad.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Anuncios

Comentarios»

1. Kepler - diciembre 21, 2009

A mí me parece que los habitantes de Caracas tienen que darse cuenta antes que después que es hora de que esa ciudad comience a relegar funciones a otros sitios y eso producirá algo muy bueno para toda Venezuela: la descentralización a todo nivel.
No pasará mientras Hugo esté en poder, pero tiene que ocurrir.
Una de las cosas que impide el desarrollo de Venezuela (una de las mil) es este navel-gazing, este ensimismamiento de los de la capital.
Eso pasa en Francia, en el Reino Unido y otras partes, pero en Venezuela la cuestión es fatal.
Aunque los habitantes de la capital tienen y pueden buscar soluciones para problemas internos, otras soluciones son necesarias.
Ejemplo: muchos de los organismos nacionales NO tienen que estar ubicados en la capital. Ni en la centralizada Francia es así.
En Alemania Berlín es la capital, pero el centro de finanzas está en Fracfort, el de Justicia en Düsseldorf, el centro de la BKA (FBI) en otra parte, muchos de los mejores Max-Planck-Institute por toda Alemania. La vida en Berlín es genial, pero igual lo es en decenas
de otras ciudades (y pueblos).
En el Reino Unido los centros de procesamiento principal de impuestos están en una ciudad que casi nadie conoce fuera, otra parte en Aberdeen (Escocia), etc, etc.
A mí me parece que la actitud de “lo demás es monte” es más bien “self-defeating”.
Es precisamente por eso que aun la oposición es tan débil fuera de los núcleos urbanos principales. Estoy elaborando una serie de mapas mentales de la fauna política venezolana. No surprise: la gran mayoría de los líderes de oposición nacieron en el este de la capital y viven allí. Eso no es pecado, pero tampoco una ventaja.

Así que: sí, hay que desarrollar soluciones para la propia ciudad, pero hay que ver un poco cómo resolver las cosas a largo plazo teniendo en cuenta el desarrollo de todo el país. Nos conviene a todos que sea tan “cool” en un futuro vivir en El Tigre que en la capital.

2. Daniela Ruiz - diciembre 21, 2009

Hola! Muy interesante, estamos de acuerdo en que la descentralización es fundamental. Por otro lado, no creo que los habitantes de Caracas sean precisamente los que tengan que ‘darse cuenta’ e impulsarla. En lo particular sí percibo una valoración positiva de la descentralización por parte de los caraqueños porque “hay que descentralizar, Caracas lo que está es sobrepoblada” (lo cual en el plano urbanístico es, cuanto menos, altamente cuestionable), pero me parece que la descentralización es una de esas pocas cosas que se promueve casi exclusivamente desde el gobierno; no puedes descentralizar a través de la sensibilización o la movilización ciudadana.

Y lo del ensimismamiento de los de la capital, no se que te hace pensar que en Venezuela sea particularmente ‘fatal’.

Es grave en el sentido de que por la misma cuestión de estar centralizados, las ciudades del interior del país al no tener autonomía y sus niveles de concentración ser inferiores, no reunen tantos atributos urbanos como Caracas.

Eso es una realidad que tenemos que trabajar, pero que los habitantes de una ciudad más urbana (según la definición lefebvriana de lo urbano como fenómeno que se manifiesta en lo espacial como centralidad y en lo temporal como simultaneidad) sientan que lo demás es monte y culebra, ha pasado y seguirá pasando en todas partes del mundo.

Es un fenómeno asociado a las grandes urbes que desde la perpectiva histórica del urbanismo demuestra ser una gran constante, y a nivel de planificación urbana no tiene una connotación negativa porque genera un mayor sentido de pertenencia y significado de la ciudad por parte de sus habitantes que facilita en gran medida la aplicación de las políticas públicas.

El pensamiento ‘lo demás es monte y culebra’ de los habitantes de Caracas (aunque no soy fanática de la expresión, más que todo porque vengo de una de las ciudades mejor planificadas del interior del país) constituye una noción universal, común a todos los habitantes de las grandes urbes a lo largo de la historia, y no tiene mucho que ver con la descentralización.

Lo urbano es un tema vapuleado tan superficialmente que genera mucha polémica. Recomiendo leer Chueca-Goitia, Joel Kotkin, y William Morris.

3. Kepler - diciembre 22, 2009

Hola.
No son solo los habitantes de la capital los que deberían impulsar el desarrollo de todo el país. Los habitantes de la capital no están obligados a hacer nada, pueden hacer lo que quieran, que es lo que han venido haciendo desde hace siglos, pero ahora, al formar un 30% de la población del país, tienen un 30% de responsabilid para con el país. En realidad tienen mucho más recursos. Bad luck for the others? Quizá. Pueden argumentar eso, como siempre se hace en Venezuela, pero si piensan así los capitalinos se estarán hundiendo a sí mismos.

Te digo en qué me baso. Vivo en Flandes a las puertas de Bruselas. He vivido en Escocia, en Alemania, en Estados Unidos, en Venezuela (Caracas, Valencia) y viajado bastante en Venezuela.
En Venezuela no hay casi nada fuera de la capital (incluso en ciudad Guayana, que probablemente sea donde vivas). Seguro que has estado fuera de Venezuela también. Aunque los parisinos piensan que son el centro del mundo, los londinenses también, etc, hay toda una serie de ciudades en todos esos países que producen nuevos centros y una distribución de poderes. MIT no está en Washington. Hardvard tampoco. Ni la una ni la otra fueron creadas por el estado. Esto no tiene que ver con una discusión izquierda-derecha como suele hacerse en las Américas.

Aunque en la mayoría de las ciudades grandes hay siempre un ensimismamiento, sí me parece que en Venezuela la concentración es exagerada. Te di algunos ejemplos. Los de Berlín están pensando en sí mismo. Muchos salen poco de la ciudad, menos que en otras capitales (lo sé bien porque tengo amigos allí). Aun así, el país no gira en torno a Berlín como ciudad y los políticos y los medios que están en Berlín piensan mucho más en cómo desarrollar el resto (de hecho, la mayoría de los medios de comunicación claves en Alemania no están en Berlín).

Los mejores centros de investigación Max-Planck están fuera de Berlín, muchos organismos federales (justicia, economía, etc), las mejores unis. Un chico en Baviera o en Baden-Württenberg en un pueblo tiene garantizada una educación primaria y secundaria que frecuentemente es mejor de que la que tienen en Berlín.

Incluso en el Reino Unido y en la centralizadísima Francia se encuentran ubicados no en la capital sino en otras ciudades. Eso promueve un desarrollo en esos sitios y poco a poco un desarrollo en las zonas rurales al rededor de esos otros “hubs”.

Sí considero que todos los individuos pueden hacer algo y no solo el gobierno.
Releo ahora los escritos de Alexander von Humboldt y me asombro de cuán poco ha cambiado la mentalidad de los capitalinos venezolanos en dos siglos y pico.

Un gobierno es elegido por todo el mundo. Los políticos toman los temas que los ciudadanos corrientes pueden impulsar. Los ciudadanos promedios son los que engendrarán políticos, estos no nos vienen del cielo o del infierno.

No estoy hablando de un “back to the farm”. Estoy hablando de que todos promuevan soluciones nacionales, piensen en otra cosa que su propio ombligo. Hasta el estadounidense más conservador me parece una Madre Teresa en este aspecto. El venezolano es muy bondadoso a título personal, pero no piensa más allá de lo que ve, ni en su comunidad y mucho menos en su nación.

No creo en que un gobierno deba decidir “ahora vamos a fundar una ciudad en los Llanos”. Eso no funciona. Lo que sí puede funcionar es que cada vez que creen un nuevo organismo nacional o vayan a reemplazar uno, lo puedan ir transferiendo a otra ciudad.

Igualmente, los políticos que actualmente viven en la capital y parece que solo van al interior si van a Morrocoy o a la Gran Sabana o en elecciones, deberían pensar más en las regiones más allá del alcance de Globovisión.

Sabes cuántos testigos tuvimos en dos municipios en Delta Amacuro en 2009? Ni uno solo. Tenían que organizar ellos mismos su oposición? Seguro. Y tendremos que esperar un siglo mientras tanto y seguiremos siendo un país subdesarrollado y seguiremos en un círculo vicioso de gente que prefiere ser tuerta y seguir rigiendo a los ciegos que ayudar a conseguir una solución nacional, una solución que provocará más competencia, pero a mediano plazo más prosperidad para todos. Nosotros tuvimos muchos más recursos y ante todo una educación que nos da una ventaja enorme y que en realidad lo es todo.

4. Daniela Ruiz - diciembre 24, 2009

Hola de nuevo. Claro que la descentralización tiene que venir por parte de todos los venezolanos. Tiene que pasar; tenemos que hacerlo, en el marco de un proyecto país que nos incluya a todos.

Lo del ensimismamiento del caraqueño, no es que me quiera quedar ‘pegada’ con el tema pero si exponer un poco la otra cara de la moneda, porque es distinto en el marco de un proyecto país; nacional y un liderazgo político, que desde la perspectiva de los ciudadanos en pro de rescatar Caracas, cosa que también es importante y se tiene que hacer.

A la gente de arquitectura y urbanismo nos toca conversar y debatir en torno al tema en contextos formales e informales y percibimos con preocupación una tendencia generalizada, notoria y creciente, a despreciar lo urbano como un todo; lo malo pero también lo bueno, principalmente la interacción y la densidad.

Es lo que los ciudadanos de a pie nos dicen y para nosotros es un problema trabajar con eso, porque fíjate que a las ciudades industriales les pasó en su momento, buscaron soluciones evadiendo la esencia humana, concentradora e interactiva de la ciudad; promoviendo un crecimiento excesivamente horizontal (casitas con jardín) y unos usos tan diferenciados que a la larga generaron el problema del tráfico, además descuidando excesivamente sus espacios públicos, reduciendo al mínimo la interacción, se formaron los guettos, estoy tratando de resumirlo y probablemente se me escapen varios elementos, pero finalmente, la ciudad moderna es un deseo frustrado de mezclar ciudad y campo desde una óptica mecanicista.

Frustrado porque son ciudades donde la calidad de vida fue empeorando progresivamente, sin espacios para la interacción y el encuentro, inhumanas y hostiles.

Nos preocupa el desprecio por lo urbano y no sólo en Caracas, en cualquier parte del país. Lo urbano es más que lo ‘fashion’ o lo ‘elitesco’, está asociado a la tolerancia; a apreciar lo diverso. La tensión social que hay en Caracas ha sido reforzada por un discurso divisionista pero también viene dada porque no hay espacios ni institucionales ni a nivel urbanístico para el encuentro. . ¿Dónde quedaron las plazas, esos espacios donde todos somos iguales? Los centros comerciales no son espacios de encuentro, son centros de consumo, donde la interacción es mínima al igual que la diversidad.

Por eso de nuevo, completamente de acuerdo con la descentralización, eso hay que impulsarlo desde todo el país y es cierto que tenemos que sensibilizarnos al respecto; pero sin menospreciar lo urbano. Lo ideal sería que todas nuestras ciudades fueran progresivamente más urbanas; muchas han demostrado tener potencial, están bien planificadas y tienen buenas proyecciones.

5. Kepler - diciembre 28, 2009

Estoy de acuerdo contigo en que hay que pensar en la capital.
No quiero menospreciar lo urbano ni lo capitalino. Hablo de que en Venezuela la gente tiene que tener una visión más de conjunto, sobre todo arquitectos, urbanistas y políticos.

Es evidente que se tiene que humanizar la ciudad, se tienen que recrear y reconquistar espacio comunes.

Pero para mí eso va más allá de la capital.
Según lo que tengo entendido, toda población de más de 20 mil habitantes es una ciudad, al menos en Europa y en EUA. Si es así en Venezuela (sé que de forma informal no lo es, para mí una ciudad tenía que tener más de 250 mil habitantes), eso incluiría a Guasdalito y a Tucupita, a El Tigrito y hasta a Santa Elena.

Mi hermano es arquitecto y vive en Venezuela. Yo soy un neófito, pero aquí mis comentarios generales:

1) en general me parece que la arquitectura moderna en todas partes tiende a crear edificios que pueden ser muy bonitos pero que no tienen nada de carácter nacional. Parecen edificios “del futuro en cualquier parte”.
Esto está en Oslo y ganó un premio internacional de arquitectura:
http://en.wikipedia.org/wiki/Oslo_Opera_House
Aunque Oslo tiene mucho verde y no es que lo necesite allí, creo que habrían podido colocar algo más de naturaleza. Además, el edificio no tiene ni una pizca de arquitectura que se pueda relacionar con Noruega. Podría estar en Maracaibo, en Omsk, en Vancouver, en Nanjin.

Lamento que haya tan pocos edificios que puedan proponer algo nuevo y al mismo tiempo darle a uno la impresión de que uno “está en Venezuela, está en Francia, está en Noruega” (aunque he visto buenos ejemplos de cosas modernas con un sabor local, como en Holanda, Francia y Alemania)
2) en Venezuela es verdad que la obsesión con los centros comerciales ha llegado al colmo. No son espacio para encuentro, 100% de acuerdo contigo.
3) tiene que haber un esfuerzo para conservar y expandir los espacios verdes, hay que pensar de manera creativa dadas las limitaciones de las ciudades venezolanas, hay que tener en cuenta que cada tantos km2 de betón requieren Y km2 de árboles.
4) los barrios en Venezuela necesitan bibliotecas públicas decentes en edificios bien hechos y atractivos. Los venezolanos leen muy poco incluso para niveles latinoamericanos. Las bibliotecas han resultado una fuente de ideas y estabilización en los barrios de Bogotá y Medellín.
5) evidentemente, solo con seguridad general podrá progresar cualquier proyecto y en Venezuela estamos más lejos que nunca
6) los mejore puntos que he visto para servir de encuentro son plazas a las que desembocan boulevares peatonales, pero para posibilitar esto se necesita sacar a los autos de la ciudad. Esto es un gran reto ante todo en las Américas.

6. pedrocordido - marzo 25, 2010

Interesante visión, pero siento que hay mucha más tela que cortar… mientras me divierto escribiendo mundos paralelos e insólitos, si quieres vacilar: http://www.pedrocordido.wordpress.com


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: