jump to navigation

La revolución del parapeto diciembre 11, 2009

Posted by sinelchivoysinelmecate in Colaborador.
Tags:
trackback

De Jordy Enrique Moncada Cartaya

¿Quien puede negar que Venezuela en los últimos 20 años haya sido el país del parapeto?

Hace poco mas de 20 años despertaba el país conmocionado con una revuelta social, producto de políticas aplicadas por el gobierno de turno, sin entrar a valorar lo acertado o no de aquellas políticas, lo cierto es que fueron mal aplicadas, de lo contrario no hubiese existido tal revuelta, que trajo como resultado un importante número de muertos, que fueron responsabilidad del Estado, gracias a que el gobierno lo manejo tal cual un parapeto.

Años más tarde, un militar desconocido y ahora conocido por todos, intentó violentar el orden Constitucional que posteriormente lo llevó al poder. El parapeto de golpe de Estado costó de nuevo vidas de venezolanos y peor aún, costó una nueva presidencia de Caldera. Ese mismo militar, ahora se queja de los otros militares que dan golpes de Estado.

La segunda mitad de los noventa debe recordarse como años de crisis económicas, con una coalición sin sentido en el poder, de muchos que hoy opinan de lo mal que lo hace ahora el gobierno, cuando ellos estuvieron en el gobierno y es imposible afirmar que lo hicieron bien. No sé si les suena CORDIPLAN, otro parapeto más.

Hace 11 años ganó las elecciones aquel militar que intentó ser dictador de uniforme y no pudo. Se disfrazó de civil y hasta afirmó que en Cuba existía una dictadura, convocó una Asamblea Constituyente, se redactó una nueva Constitución fachada y a partir de ahí comenzó a violentarla, creo un parapeto llamado Plan Bolívar 2000, luego unas misiones que lo llevaron a ganar elecciones, pero como todo, estaban mal planificadas, hoy en día su misión piloto se encuentra en un gran porcentaje abandonada, del parapeto sólo quedan muros de ladrillos.

Creó una iniciativa para garantizar el acceso a los alimentos de las personas más necesitadas, luego quien le vendía pollos a esa institución compró bancos, bancos que luego quebraron y que ahora sólo se culpa a quien vendiendo pollos desfalcó a una cantidad importante de ahorristas inocentes y que nada tenían que ver con los parapetos que montaba el gobierno con el zar de mercal.

En los últimos meses, otro parapeto sale a luz pública, luz que ya no hay, electricidad que no tenemos. El descaro es tal que ahora el militar intenta dar un discurso ecológico para justificar la ineficiencia en crear sistemas que garanticen energía suficiente para el país. Un gobierno serio tiene un discurso ecológico, pero invierte en energía, un gobierno de parapeto, no invierte en energía, la raciona, le echa la culpa a terceros de su falta de planificación y luego da un discurso ecológico.

Somos un país parapeto, mientras todo pasa, caen mascaras y disfraces de civiles, pronto sólo quedará un uniforme y un fusil.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: