jump to navigation

¡Pasa Mahmoud! ¡Si estás en tu casa! noviembre 25, 2009

Posted by Manuel Andrés Casas in política internacional, política nacional.
Tags: , , ,
trackback

¿Cómo más se reciben a los amigos que nos vienen a visitar? No podíamos esperar menos que una cálida bienvenida para un líder grandioso. Un hombre cuya elocuencia ha deslumbrado los más ilustres auditorios, un personaje que ha dignificado todo una región del mundo, ¡un incansable constructor de la paz!

¡Oh iluminado Mahmoud! Bendito seas por agraciar el aura capitalina con tu benévola presencia. El benemérito mandamás de Irán ha decidido expandir su infinita e inconmensurable bondad sobre el pueblo venezolano.

Yo particularmente estoy que salto en la pierda izquierda mientras bailo la macarena y me regocijo como una paloma de la alegría que la visita del Sr. Ahmadinejad me produce. Enserio.  De hecho me parece el invitado de honor más alto que puede tener la República, exijo que ipso facto le otorguen una réplica del caballo de Bolívar y que le reserven simbólicamente un lugar en el panteón nacional para ser enterrado, estoy seguro que a Pancho de Miranda le encantaría tener a los restos del buen Mahmoud junto a los suyos en el eterno descanso. ¡Rayos! Se me olvidaba que no los tenemos.

Entrando ya al tema.

A ver, creo que podemos decir que todos tenemos ciertas personas a las que acudimos cuándo tenemos dudas particulares sobre algo, puesto que consideramos que su sapiencia personal podría sernos útil en el caso concreto. Un hermano que sabe de deportes, una tía que sabe de remedíos caseros, un compañero de trabajo que sabe de mecánica o un amigo que sabe como derrotar las trabas burocráticas de cadivi, bueno, a ese más que amigo lo consideraría mago.

Supongo, pues al fin y al cabo son gente, bueno, más o menos, que a los jefes de Estado les debe ocurrir algo relativamente similar, tienen sus amigotes de confianza para cuando surgen dudas específicas. Si quieres arruinar a tu país llamas a Mugabe, si quieres ser un líder comunista con ínfulas de estrella de Rock (más que Berlusconi) te llamas al siempre fiel Kim Jong-il. Por supuesto que para pedir consejos de cómo establecer una red de corrupción masiva, amedrentar sistemáticamente y eliminar cualquier vestigio de libertad civil existente siempre se puede llamar al pana Putin para que venga a tomarse unos vodkas, capaz si tenemos suerte lo vemos llegar con unos jeanes (¿ o jines?) de última moda, como con los que llego al último país que decidió invadir (Georgia).

Pero, aunque estas charadas con déspotas globales sin duda tienen pinta de ser entretenidísimas, la crisis económica nos ha pegado, tanto así que estamos oficialmente en recesión. Entiendo que pagarle el pasaje a amistades dispersas para que visiten nuestra bienamada República termina saliendo muy caro. Lo que nos obliga a utilizar los recursos al máximo, ergo, a sacar el mayor provecho posible de la menor cantidad de invitados.

Por eso, pregunto ¿Qué tendría más sentido que invitar la pana Mahmoud? Sí quieres pedir consejos acerca de: como convertirte en un candidato al premio nobel de la paz, ser el referente de elecciones limpias, ser un líder tolerante, fomentar el crecimiento económico de tu país, aumentar el bienestar de tu población, ser la disposición al diálogo y la diplomacia personificada, llevar tu país a ser trasparente, ser pionero en los usos pacíficos del a energía nuclear, conmemorar el holocausto, llevarte bien con tus vecinos , no reprimir manifestaciones pacíficas, potenciar la igualdad de género y el respeto a la mujer, fomentar la tolerancia, respetar los derechos de las minorías, luchar por los derechos de los homosexuales y , por último, instaurar un Estado laico donde impere la división del Poder y el respeto a las minorías.

¿A quién más llamar?

Mahmoud Ahmadinejad

P.D. Sólo porque creo que Mugabe como Osmel de tiranos no tuvo mucho éxito.

P.D.D. Caracas se está pareciendo a Teheran no?

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Anuncios

Comentarios»

1. Kepler - noviembre 25, 2009

Genial que escribes sobre este tema.

Escribí algo sobre eso en mi bitácora en castellano
http://desarrollosostenibleparavenezuela.blogspot.com/

Me parece que nos falta algo: no podemos seguir escribiéndonos a nosotros mismos, sino hablando con la gente en la calle sobre lo que es la situación en Irán. Tampoco podemos creer que con Twitter vamos a moviliza a más gente que a los citadinos con mejor educación (es precisamente lo que ocurrió en Irán).

Escribí a Amnistía Internacional Venezuela. No habían preparado nada, no por no querer sino por no estar pilas. Uno de ellos me escribió y me dijo que quizás lo hagan el 10-12 (porqué ese día no sé).

He estado diciendo esto desde hace cierto tiempo: los estudiantes (y los demás) tienen que sacar fotocopias con sus propuestas y/o sus denuncias y conquistar sitios como los centros de las ciudades e ir al interior.
Es difícil para muchos, pero yo viajé, cuando estudiaba en Venezuela, en autobús muchas veces. Si van a La Hoyada, al Big Low y a otras estaciones de autobuses en toda Venezuela, pueden alcanzar a mucha gente sin siquiera salir de la capital: varios grupos a un minuto exacto comienzan a distribuir la información fotocopiada a la gente pobre que está montándose en los autobuses, que va o viene de San Felipe, el Tigrito, Barlovento, Ortiz, etc.

2. Manuel Andrés Casas - noviembre 26, 2009

Es cierto, de hecho en mis tiempos de estudiante con tiempo libre hice mucho eso, de hecho en la reforma, y en menor grado en la enmienda, se utilizó mucho la técnica del panfleteo masivo y las jornadas informativas en las zonas populares y en el metro. Ahorita, trabajando de 9 a 4 y estudiando de 5 a 10 en verdad se me hace difícil.

Sin embargo, creo que no es algo que se deba limitar a los estudiantes. Si queremos lograr un cambio para Venezuela debemos, los interesados en el asunto, trabajar de manera conjunta para ir difundiendo la visión que queremos.

3. Kepler - noviembre 26, 2009

De acuerdo con que no son solo los estudiantes. Los que dicen ser nuestros líderes deberían estar en primera línea, aunque dudo que vayan a hacerlo. Lo que nosotros podemos hacer es presionarlos con emails, bitácoras y cosas así.
Evidentemente, todos debemos participar, dentro de nuestras posibilidades.

Me parece, eso sí, que en Venezuela aun la agenda de la oposición está siendo dictada demasiado según la visión del habitante del este de la capital. Es una lástima: uno bien puede ser de allí o de cualquier otro sitio/background y tener una visión más nacional y general.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: