jump to navigation

¿Coño, y por qué nadie me alquila el cuarto? noviembre 18, 2009

Posted by Manuel Andrés Casas in Otra, política nacional.
Tags:
trackback

Supongamos que un día, producto de un arranque, o de querer arriesgarme y buscar mejor futuro, decido irme de mi pueblo. Claro está, que cuando decida a que rincón del mundo (o de Venezuela) me quiero ir tengo que encontrar un sitio donde quedarme (debajo de los puentes no es tan atractivo). Como no tengo rial pa´ un apartamento, me sale alquilar una pieza o habitación.

Al final de todo, mis opciones se reducen a las habitaciones que me ofrecen dos señoras, llamémoslas Virginia y Celestina.

La señora Virginia, por un lado, es de un carisma increíble, es tan simpática y tan amable que es capaz de convencer a casi cualquier persona de casi cualquier cosa, a primera vista es una señora bondadosa y buenagente que me recibirá en la mañana con un marrón ya servido y en la noche con un plato de sopa.

La señora Celestina por otro lado, pareciera ser mucho más estricta y recatada, una de esas señoras que rezan el rosario todos los días y que no lo va a pensar dos veces para caerme a gritos si un día se me ocurre llegar pasado de tragos. La respuesta pareciera ser obvio, mando a la vieja Celestina pal carajo y me quedo con la vieja alcahueta. Y eso, para mí infortunio fue lo que hice.

La señora Virginia, por más que aparente ser antiparabólica en el fondo es una vieja más dura que sancocho de tuercas, no me dejó ni un gramo de privacidad, estaba siempre rondando por mi cuarto husmeando en que ando. No sólo eso, sino que pretendía controlar lo que puedo hacer,  empezaba con la preguntadera ¿y pa dónde vas? ¿y con quién? ¿y qué vas a hacer tú allá? En todo se quería meter la condenada. Al punto de que me trancaría la puerta si pretendía quedarme en la calle después de las doce. No sólo eso, sino que tenía un pero para cualquier ocupación que quisiera buscarme, lo que inevitablemente me llevo al desemplo… El precio es otro detalle. Al comienzo parecía barato, pero la vieja avara me subía el alquiler 30% cada mes, casi al punto de arruinarme.

Aparte de tacaña, su promesa del marrón y la sopa era cuando le provocaba (y eso que me juró que eran diarios) si un día no se le antojó hacer sopa o café que ni me atreviera a reclamarle, eso traería un sermón infinito y ninguna consecuencia. Además, detrás de su sonrisa piadosa la muy sucia era ladrona, entraba a mi cuarto cuando no estaba y me quitaba mis pocos peroles, a esto le añadimos que las otras 3 personas que vivían alquilados eran unos malandros comunes que pretendían resolver cualquier inconveniente a punta de pistola y que a pesar de esa situación no me dejaba sacar mis cosas a otro sitio porque y que estaba “insultando la honestidad de su hogar” me tenía que calar que me robaran. Como si fuera poco, no podía comprar la comida que quisiera, sino que ella compraba todo el mercado me gustase o no.

Al borde de volverme loco (o de matar a la vieja) decidí llamar a la señora Celestina, que afortunadamente me dejó alquilarle un cuarto.

¡AH! Y como mejoró mi vida cuando me mudé. La señora Celestina, siempre y cuando no hiciera bulla, perturbara la casa y cumpliera las reglas me dejaba hacer lo que quisiera. No me prometió comida, pero sí que la habitación la limpiaban martes y jueves, cosa que religiosamente cumplió. El alquiler ni me lo subió en todo el año que estuve ahí y jamás mis cosas fueron robadas, dudo incluso que tocadas. La señora que parecía estricta en verdad me permitió mucha más libertad. Con ese ambiente próspero logré encontrar un trabajo con el que ya gano suficiente para alquilar un apartamento pequeño.

Basta ver el índice mundial de Libertad Económica para ver porque el bienestar, la riqueza y las inversiones encuentran su casa en Chile (puesto 11) y salen despavoridas de Venezuela (puesto 174)… Por lo menos a la Sra. Virginia le queda el júbilo de ser una opción preferible a Eritrea, Myanmar, Cuba, Zimbabue y Corea del Norte, pero en defensa de la Sra. Celestina, creo que ésta puede decir que esos son equiparables al “debajo del puente”.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Anuncios

Comentarios»

1. Rolando Seijas - noviembre 18, 2009

Al comparar el estudio de la libertad económica con el estudio de Transparencia Internacional sobre corrupción (http://www.transparency.org/policy_research/surveys_indices/cpi/2009), me di cuenta que a excepción de Suecia, los 5 paises menos corruptos se encuentra entre los 10 mejor situados en el indice de la libertad económica,

2. Manuel Andrés Casas - noviembre 19, 2009

Coño y fíjate que los Suecos son partidarios rotundos del libre mercado, con una libertad de comercio, inversión y negocio; y un respeto de los derechos de propiedad que dignas de Hong Kong. Claro, los jode un poco el absurdo tamaño de su Estado e impuestos altos.

Las trabas burocráticas son propensas a inducir corrupción, sino, pregúnta en Cadivi cuánto guisan dando las autorizaciones de divisas para importaciones!

3. Kepler - noviembre 19, 2009

Soy capitalista y empresario y aun así me mistifica la posición de los venezolanos de derecha que viven en las Américas sobre eso que llaman “libre comercio”.

El libre comercio es una de las cosas más utópicas que hay. Ni EUA ni el Reino Unido ni en el resto de Europa llegaron a lo que son por el libre comercio, al menos libre comercio de doble vía. Un poquito de conocimiento de historia universal bastaría para mostrarlo. Por un lado el R.U. dominó todos los mares y promovió el “free trade”, como luego EUA bombardeó los puertos de Japón para que este abriese sus puertas a su comercio. Por otro lado esas naciones mantuvieron una férrea política intervencionista y proteccionista: sí, queremos bananas, queremos café, queremos petróleo, sí, Ustedes tienen que bajar toda barrera para nuestras máquinas, nuestros textiles, etc. No, no nos pueden enviar textiles, máquinas, etc.

No soy un defensor a ultranza de Suecia pero me pregunto qué es eso de “los jode”. En qué están jodidos?

El problema no solo se refiere a las importaciones, sino a las exportaciones.

4. Manuel Andrés Casas - noviembre 20, 2009

Claramente las experiencias históricas de “libre comercio” no fueron en absoluto libres. De hecho yo tendería a clasificarlas como “proteccionismo apoyado por militarismo”. para verdaderamente hablar de Libre Comercio es necesario que la relación bilateral esté basada en condiciones beneficiosas para ambas partes, eso, más que el libre comercio meramente retórico que caracterizó el siglo XIX y la primera mitad del XX es lo que, en mi posición de venezolano liberal que vive en las américas quisiera para mi país.

Un poquito de historia contemporánea sirve para demostrar como países Sur Americanos se han beneficiado de tratados de Libre Comercio. Es un hecho aceptado que de los tres miembros del NAFTA el que ha salido más beneficiado es México. Igual se podría citar el ejemplo de Chile como el de un país que se ha beneficiado de un comercio realmente libre.

Por otro lado, aunque los suecos tienden a rankear absurdamente bien en todo índice de cosas buenas existentes sobre la tierra, el hecho de que el Gobierno te expropie hasta el 57% del fruto de tu trabajo me parece algo que podría entrar en “los jode”. Australia, quien junto con Noruega tiende a encabezar los índices de mejor calidad de vida ha logrado resultados igual de buenos sin estrangular fiscalmente a sus habitantes. El modelo sueco al parecer les funciona muy bien a los suecos, sin embargo no creo que eso implique que es algo exportable a otras partes del mundo. El muy alto nivel de homogenidad, tanto de la población como de las regiones en Suecia hace que se tolere particularmente bien una alta carga impositiva, eso, aparejado con una burocracia altamente eficiente son la clave de su éxito, condiciones que lamentablemente dudo que se repitan en muchas partes del mundo.

5. Kepler - noviembre 21, 2009

Hablas de extrangulación fiscal. Yo vivo en un país que tiene niveles fiscales casi tan altos, a veces más que Suecia. Me parece que en algunas cosas se pueden bajar y preferiría liberalizar algunas áreas más, pero realmente no me parece que mucha gente viva “asxifiada” en Suecia o en Flandes.

Es increíblemente difícil comparar todos esos países, me parece, y no creo que un modelo de éxito se deba exclusivamente a un solo parámetro. No creo, por ejemplo, que una “libertad” absoluta y “libre mercado idóneo” va a llevar de manera determinista a la prosperidad.

Australia se ha beneficiado enormemente en la última década del crecimiento chino, pero básicamente lo que se hace en el país es exportar materia prima. La diferencia principal a otros países que viven así es, ante todo, que son mil veces más honestos que aquellos.

En el caso de los mexicanos y los chilenos tenemos otros factores.
El libre comercio en México no ha sido tan genial para muchos sectores que no están “on the top”. De no ser así no tendrías
la migración masiva que apenas ahora ha disminuído con el Muro en la frontera y la recesión gringa, ni las masacres en la droga.

Recuerdo un artículo de The Economist donde se dedicaron a miniminizar todos los argumentos de campesinos y gente pobre en México. Usualmente tomo una posición liberal, pero me pareció demasiado…luego busco el texto y te lo mando.

En el caso de los chilenos me parece que también tomaron otras medidas. El estado tiene un control muy bueno de muchos procesos, pese a todo lo liberal que son, y tienen una de las poblaciones mejor educadas de toda América (después de los canadienses y estadounidenses).

Sería interesante leer de ti cómo ves la introducción de mecanismos liberalizadores en Venezuela. Sabemos que no será mientras Hugo esté en el poder, pero sería interesante ver cómo es la ecuación completa que Ustedes están pensando.

6. Manuel Andrés Casas - noviembre 21, 2009

Sería interesantísimo poder ver el artículo de the economist, claro está que los tratados de libre comercio no son en ninguna manera perfecta, pero si considero que de muchas maneras (suficientes como para justificarlos) son una mejor alternativa al proteccionismo y al desarrollo económico autárquico (siempre y cuándo estén diseñados de manera que sean de mutuo beneficio).

Por otro lado, concuerdo totalmente en el hecho de que la honestidad es un factor fundamental para encaminar naciones al desarrollo, viendo el estudio de transparencia internacional que compartió Rolando, pareciera haber una correlación bastante estrecha entre honestidad y desarrollo.

La educación es otro tema fundamental, ya Tomás e Igor han hablado acerca del tema, yo tengo una visión muy particular, en la que considero fundamental desinvertir la pirámide de gasto educativo de Venezuela, los esfuerzos deben concentrarse en garantizar acceso a educación de calidad a todo joven venezolano. A priori considero que la mejor manera de lograr esto es a través de un sistema de vouchers, claro está que eso es sólo en el plano teórico, hay muchos detalles acerca de la implementación de tal programa sobre los cuales honestamente no tengo el conocimiento suficiente para opinar, supongo que habría un tema de aplicación bastante complicado.

Por otro lado, si explicaré con más detenimiento en post aparte como considero deberían ser aplicadas medidas liberalizadoras en Venezuela, creo que en este punto es necesario aprender mucho de los errores cometidos del pasado. No puede haber lugar a paquetico Rodríguez parte II, se tiene que hacer con increible tacto político y sobre todo de manera muy progresiva, no creo en absoluto en la terapia de choque ni mucho menos, y siempre velando que la población no sufra consecuencias negativas.

MMM por otro lado, y sólo a manera de acotación, creo que en el término de ecuación completa cada uno de los que escribimos este blog tenemos visiones un tanto diferentes. Creo que concordamos en una serie de puntos fundamentales en los que, sinceramente, creo que hay amplio consenso (seguridad, calidad de vida, servicios públicos de calidad etc) pero ir yendo más allá, no considero que estemos penando en una ecuación completa per se.

saludos!

7. Kepler - noviembre 23, 2009

Envía un email. Es de la parte con subscripción.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: