jump to navigation

¡Y cayó el muro! noviembre 10, 2009

Posted by sinelchivoysinelmecate in Colaborador.
Tags: ,
trackback

De Rafael Bello

Un 9 de noviembre, hace 20 años, cayó el Muro de Berlín, una obra inhumana que dividió a un país de hermanos por ideologías políticas. La constante lucha pacífica, el darse cuenta de lo que estaban viviendo y de la inexorable realidad que les esperaba, motivó a los ciudadanos de la Alemania Oriental a manifestar su descontento en las calles, fueron decenas de miles los que empezaron a salir. En sus mentes, un objetivo claro: derrumbar el muro y todo lo que éste implicaba. Mucho gas del bueno, detenciones, persecuciones, represiones, pero sobre todo, mucha resistencia y convicción, el resultado: el poder cedió ¡Y cayó el muro!

Impresionante sin duda alguna la historia de la caída del muro de Berlín. Hoy celebran con mucho orgullo sus 20 años de libertad, una libertad joven pero muy madura.

Sin embargo, hace aproximadamente 10 años se empezó a construir otro muro, esta vez en América Latina. Donde un hombre que llegó vendiéndonos un sueño de una Venezuela posible, un país de justicia e igualdad, una nación de progreso y hermandad, se contradice una y otra vez develando así su única estrategia: Instaurar una dictadura disfrazada de democracia (participativa y protagónica). Lleva 10 años construyendo un muro, empezó colocando una piedra fundacional bastante sólida, se trata de la división de clases sociales: ricos a un lado del muro y pobres al otro, prosiguió con varios bloques de odio, ha ido pegando todo con ayuda de mano de obra extranjera a la cual le paga con el dinero de todos sus ciudadanos, fortaleció su lado del muro con armamento militar algo con lo que cree será invencible, sigue poniendo bloques de inseguridad y pinta de rojo las paredes del muro con la sangre de aquellos que se resisten a pensar como él. Le puso rejas a la libertad de muchos que disienten, y ha venido legalizando esa construcción con el apoyo de muchas personas que sin saberlo, o por qué no, totalmente consciente de lo que hacen son prisioneros de un pensamiento único. Cuando creía que estaba casi listo puso un bloque que se tenía bien guardado: el atentado sistemático a la libertad de expresión, con ese último pretendía cerrar el muro, pero muy a su pesar, se equivocó en el cálculo. Aunque logró colocarlo, a la fuerza, ese bloque descuadró la estructura y hoy la tiene muy afectada, tanto así que se abrieron grietas en la pared, tan grandes, que entre ellas muchos ciudadanos se han vuelto a ver, muchos hermanos se han vuelto a abrazar, muchos desconocidos han empezado a hablar y muchos jóvenes hemos empezado a sembrar las semillas de esperanza.

Ya es cuestión de tiempo para que el muro se derrumbe, las grietas le están haciendo mucho daño y eso se ve a diario. Ya sueño, como joven, pero sobre todo como venezolano como será la caída de ese muro, como será el abrazo fraternal que nos unirá nuevamente a los venezolanos. Ya sueño como lo sueñan muchos perseguidos y presos, como será la celebración de nuestro primer día de libertad.

No quitemos nuestra vista del muro y cada vez que estemos frente a él vamos a empujarlo con mucha fuerza y unidos, sólo así lograremos que ceda.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Anuncios

Comentarios»

1. Kepler - noviembre 11, 2009

No me parece que el muro va a ceder a menos que nosotros acabemos con otros muros primero. Todos los muros tienen una historia muy compleja y es muy difícil e incluso puede ser contraproductivo pensar que la historia de un muro explica todos los otros. Ha habido muros en China, ha habido en Jericó (no el mítico, sino otros arqueológicamente probados y con otras causas), ha habido un limes en lo que fuera Germania: todos han sido muy diferentes.
El muro de Berlín tenía que ver con la dictadura comunista, pero mucho más que eso, con la ocupación soviética. En Alemania se habrían liberado mucho antes si no fuera por el masivo apoyo de los Soviets al régimen.
En inglés:
http://en.wikipedia.org/wiki/Uprising_of_1953_in_East_Germany
En Venezuela los muros que se construyen son nuestros propios muros y no solamente son los rojos rojitos.

La dictadura chavista no llegó de un día para otro.
Admitimos que “la corrupción nos llevó a esto, la ingenuidad de la gente”. Reconocemos nuestra dependencia del petróleo, el estado rentista. Admitimos que la educación venezolana estuvo y está mal.
Ahí se queda todo. Los venezolanos no analizamos responsabilidades con profundidad.
No proponemos nada de substancia. No forjamos planes. Decimos: lo haremos cuando lleguemos al poder.

En realidad eso es lo que debemos hacer. En Venezuela no son tropas soviéticas las que detienen todo. No solo es Hugo I de Sabaneta. En Venezuela lo que reina es la corrupción, la desigualdad social y la ignorancia y ante todo nuestra renuencia por decir y poner en práctica algo nosotros mismos. Si unos extraterrestres se llevan a Hugo hoy o si este muere reventado por una indigestión, no vamos a volver a los 80, no llegarán inversiones extranjeras (que además no son de por sí la solución). De hecho: aunque sí pudiéramos volver a los 80, eso solo nos llevaria a lo mismo que tenemos ahora una década después. Más temprano que tarde llegaríamos a un nuevo
Chavez, a un Antonini, a lo que sea, pero a más de lo mismo. Seríamos como el perro que vuelve a su vomito, como reza el proverbio. La razón es que la renta petrolera no da para todos. No lo dio entonces y menos ahora con varias millones de bocas extra y más necesidades. Nuestras familias en general estuvieron mejor que otras en aquel entonces y aun hoy en día.

Leí las declaraciones de la plancha ganadora en la Ucv. Decía el líder que lo que querían era defender la autonomía de la universidad.
Fue deprimente leer eso. Realmente no entienden. La autonomía universitaria es súper importante, el “mantener nuestros derechos” es algo indiscutible, pero eso no basta para nada. Si solo vamos a regurgitar eso vez tras vez, estamos perdidos. Es como alguien que quiera ocuparse de su camarote cuando el barco se va hundiendo.
Los chavistas quieren entrar al camarote, los otros quieren solo quedarse en este.

Mi padre fue profe universitario toda su vida. Mi madre fue maestra. Tengo amigos profesores en la uni. Sé que la autonomía es esencial. Aun así: es eso todo lo que tienen que decir en esos momentos los representantes estudiantiles y profesores?
La mejor manera de defender la autonomía es salir a la ofensiva, atacar los problemas que producen ese ataque. En gran parte tiene que ver con que el gobierno quiere controlar las universidades, pero en el fondo también tiene que ver con que las escuelas públicas venezolanas son un desastre absoluto, algo mucho peor que lo que hay en Bolivia.

Sí, hay una dictadura, una dictadura de gente increíblemente corrupta y sin ética. Aun así: no saldremos de eso de manera definitiva si no nos ponemos a
1) ayudar a resolver problemas más allá de nuestra parcela
2) proponer un plan con substancia
3) exigir honestidad y transparencia entre nosotros.

Yo he mencionado el proyecto de PISA:
http://sites.google.com/site/venezueladesarrollada/Home
Eso tendría grandes repercusiones pero en realidad no solo es el gobierno quien se opone sino casi todos en Venezuela. La razón es simple: quieren mejoras, pero no quieren que se les exija nada a ellos. Un evento como PISA pondría al desnudo las deficiencias de todo el mundo en Venezuela y obligaría a mucha gente a tomar responsabilidad y eso es algo que odiamos en Venezuela. Es eso lo que nos impide avanzar.

Esto no tiene que ver con socialiademocracia o liberalismo o conservadurismo u otra orientación. Tal desinterés por aportar algo al país no se ve ni en EUA ni en Alemania ni en ningún otro país que esté avanzando (como el de nuestros primos los chilenos).

Nosotros no vamos a salir de este muro gritando “libertad, abajo la dictadura”. Ese muro apareció en Venezuela porque nosotros, los venezolanos en conjunto, no estábamos interesados en el país en sí, sino por el enriquecimiento fácil. No fueron las Ayn Rand quienes hicieron a EUA un país próspero. No fue así en EUA y mucho menos en Noruega, en Alemania, en el Reino Unido. Fue la gente que no solo quería algo para su propia familia sino que pensaba un poco en qué cosa en concreto hacer por la comunidad.

Les recomiendo los relatos de Alexander von Humboldt sobre Venezuela.

Y sobre Rand:
http://www.economist.com/node/14698215


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: