jump to navigation

Espacios de Libertad noviembre 3, 2009

Posted by Manuel Andrés Casas in política nacional.
Tags: ,
trackback

Me sirvo hacer una cuña a algo que considero bien lo merece.

Una estimada amiga, junto con otros estudiantes, decidieron tomar la iniciativa y crear una radio digital, el restultado lo pueden ver acá

Personalmente me parece una excelente iniciativa. Debido al aumento de los límites a la libertad de expresión que han surgido en los medios de comunicación que dependen del Estado (los tradicionales, los que operan en esa cosa fantasmagórica llamada espectro radioeléctrico) los medios alternativos de comunicación (usando el adjetivo alternativo sin su implicación comunistosa) básicamente los que operan en internet han surgido como garantes de la libertad de expresión.Pueden ver mi opinión al respecto acá

Dicho fenómeno no es propio de Venezuela, podemos observar como como “>Yoani Sánchez en Cuba lograr romper el cerco comunicativo impuesto por el Estado a través de su blog. Otro ejemplo sería el rol que jugó Twitter en las recientes protestas acontecidas en Irán a raíz de unas elecciones reputadas como fraudulentas.

Vemos entonces como van surgiendo espacios donde el ser humano humano puede expresarse libremente, es la naturaleza del ser humano decir lo que piensa, por ende, por más controles que nos traten de imponer desde el Gobierno, el ingenio del hombre logrará darle la vuelta (vgr basta mirar a los Chinos, que han logrado superar la verdadera gran muralla)

Por ende, si Conatel se empeña en cerrar emisoras, en castigar con cárcel delitos de opinión, en intimidar a dueños de medios pusilánimes que retiran a sus anclas controversiales a la mera mirada intimidatoria de una agencia de la burocracia, celebremos aquellos sitios donde la implacable interferencia gubernamental no ha llegado todavía para acallar voces “inconvenientes”… Por ahora…

Anuncios

Comentarios»

1. Kepler - noviembre 3, 2009

Aunque es genial la idea que desarrollemos espacios en Internet, debemos recordar que un 70 a 80% de la población no nos está alcanzando así. No van a llegar a nosotros en un café internet de una zona humilde con los minutos contados para el uso.

Estamos contactando a la misma gente que tiene Globovision en casa (recuerden: solo en la capital o en las ciudades donde hay cable).

Quizás estos espacios sirvan para discutir cómo vamos a contactar a la gente en el sur de Valencia, a la gente en Parapara, en el Tigrito, en Pedernales, en las miles de barriadas y pueblitos de Miranda, de Anzoátegui, de Guárico, de Táchira.

Debemos pensar como los alemanes un poco más en cómo nos volvamos a las regiones, nos interesamos por sus problemas, los vinculamos con los nacionales, exigimos para ellas el desarrollo que necesitan, presentamos ideas concretas para ellas.

2. Manuel Andrés Casas - noviembre 4, 2009

Totalmente de acuerdo estimado Kepler. La situación de las regiones es un tema complicado. Habiendo nacido y crecido en el Zulia, puedo dar fe de como en algunas regiones se tiene cierto desdén por lo que implica el centro del país.

Eso nos pone en una diatriba, se debe buscar fomentar desde el centro que las regiones piensen como nosotros ¿o esto generará rechazo? En verdad es una duda que tengo. ¿será que la mejor estrategia es darle a las regiones las herramientas para que lleguen por sí solos a las mimsas posturas que las urbes?

Respecto a los medios estoy francamente perdido, pero el fin es el mismo.

3. Kepler - noviembre 4, 2009

Hola, Manuel. Es algo complicado, pero creo que debe verse así:
no es tanto que ellos no quieran aprender de uno, es que la gente del centro no se ha interesado por ellos.
La capital (o en tiempos de Gómez, Maracay) siempre ha tendido a olvidar las regiones.

Nosotros no debemos obligar a nadie. No debemos predicar. Debemos presentarles una propuesta. La tenemos?
Debemos presentar la información que tenemos también, pero no podemos hacerlo a lo “Globovisión”, debemos presentar los hechos y nuestra opinión, no mezclar los dos como un dogma prepotente: aprendan, carajos!
Ante todo: debemos escuchar a la gente de las regiones y debemos tener un interés genuino en aprender qué pasa allí. Si lo hiciésemos, pese a todas las limitaciones que tenemos, comenzaríamos a ganar poder allí.

Un ejemplo que conozco muy bien y que no está muy lejos de la capital: Miguel Pena es una parroquia del municipio de Valencia y pese a estar “allí mismo” es olvidada por todo el mundo.
Esa parroquia tiene algo más de medio millón de habitantes. No tiene un solo hospital general y la única “biblioteca” que tiene es una casita con dos habitaciones en la parte norte, donde limita con el centro de Valencia. En Bélgica un pueblo de 30 mil personas tiene una biblioteca pública que presta muchos más libros de los que se prestan en todo carabobo (con dos millones de habitantes).
En mi blog en inglés escribi una entrada que tocaba algunos temas del estado Amazonas. Llamé la entrada “Amazonas, state of oblivion”. No es el único estado de olvido o “estado de abandono”, pero es el más olvidado (Bolívar es más grande, pero esta menos olvidado).

Debemos olvidarnos de Globo. Debemos ir a la Hoyada, a otros centros desde donde los trabajadores vuelven a sus hogares de origen, los estudiantes que no tienen autos y distribuir fotocopias con nuestras propuestas en los autobuses, dar a los estudiantes del interior material para que vaya a sus pueblos los fines de semana e informen sobre lo que la gente no sabe: que por cada persona que es asesinada en territorio chileno, en Venezuela asesinan a 70, que nuestras escuelas son las peores de América Latina, que los Arné se convierten en BILLONARIOS cuando en el campo venezolano hay tanta miseria.
Debemos ante todo oir lo que ellos dicen: qué son los problemas de su región. Debemos aprender de la manera cómo en otros países se promueven las regiones y debemos llevar esas ideas a la capital y a las regiones venezolanas.

No tenemos dinero, pero sí tenemos nuestras ideas, que debemos enriquecer con las necesidades de la provincia.

4. Kepler - noviembre 4, 2009

Una cosa: soy de Valencia y mis padren eran de pueblitos de mi estado. La oposición se ha concentrado en hacer propaganda en Valencia y un par de centros urbanos. Aunque se tiene poco dinero: es posible llegar a otros sectores con algo de coordinación, en especial si uno crea redes con los estudiantes del interior.
Fuera de mi zona, de la capital, de Zulia y un par de otros sitios no nos hemos tomado la molesta de ir. Si vamos no podemos llegar a decir: no sean tontos, Hugo está llevando al país al desastre total. Primero debemos hacer algo de labor investigativa: preguntar a la gente de allí qué problemas tienen, tratar de averiguar qué soluciones se han buscado en otros países, desarrolladods y no…pensar uno mismo en alternativas nuevas.

El día en que los líderes en la capital tengan siquiera un grupo de personas que sinceramente estudien los problemas de Parapara y San Felipe estaremos por buen camino.
No siempre se trata de “más dinero, hospitales, viviendas”.

Ve por ejemplo la situación de los indígenas.

5. Kepler - noviembre 5, 2009

En inglés, pero es algo que deberían tratar Ustedes en nuestro idioma:
http://daniel-venezuela.blogspot.com/2009/11/2010-votes-gerrymandering-in-venezuela.html
Gerrymandering masivo. Ojalá para variar la oposición produzca un plan A, B…hasta Z y no actue con su característica caimanera.
Los chavistas podrán estar llevando al país al colapso total, a la ruina, etc, no tienen ningún plan real de desarrollo, no saben gerenciar nada, pero sí son muy organizados y planifican muy bien una cosa: cómo mantenerse en el poder y seguir robando en nombre de la revolución

6. Manuel Andrés Casas - noviembre 6, 2009

Es muy cierto lo que dices, de hecho leí tu post del amazonas y me impactó. Concuerdo totalmente con el hecho de que tenemos que intentar ir a las regiones a expliar nuestras propuestas, sin embargo, créeme que intentar eso puede ser una experiencia muy muy frustrante. La apatía de la gente dizque “activa” es para ponerse a llorar, conseguir personas en una Universidad para ir a explicar en zonas populares de Caracas los posibles aspectos negativos de la enmienda constitucional terminó arrojando 4 gatos. Sí nos cuesta ir a expandir nuestras propuestas en nuestra propia ciudad creo que será complicado hacerlo al interior del país. Es lamentable, pero me temo que es así.

Por otro lado, espero que los líderes opositores, y particularmente los que pretenden optar a cargos en la A.N. tengan la sensatez de hacer una fuerte campaña en las regiones, tal vez de esa manera logren motivar a gente de las ciudades a ir al interior del país a hacer proselitismo ideológico!

7. Kepler - noviembre 6, 2009

Manuel,
Entiendo tu punto. Me parece que la discusión que se ha tenido en las ciudades principales ha sido bastante superficial. Tenemos lo siguiente, en mi opinión
1) aquellos que están en las universidades y pertenecen a la clase media-media alta quieren ante todo defender lo que tienen (cosa que haría casi cualquiera salvo los Gandis)
2) desconocen la falta de recursos de los otros (en especial la educación tan miserable que los otros han obtenido)
2) meterse a un barrio puede ser muy peligroso para cualquiera, incluido uno que viva todo el tiempo allí
3) los venezolanos en general tendemos a ayudar rápido a quien vemos en el momento, pero no movemos un dedo por eso que es “sociedad civil”

La cosa es difícil, pero se debe buscar vías.
Una de las cosas que se debe hacer es subir el nivel del debate en nuestras zonas. Para ello debemos enterarnos un poquito más sobre lo que otros piensan, no solo lo que nosotros pensamos. Debemos buscar sus fuentes, buscar terceras opiniones, contraponerlas.
En segundo lugar: antes de “ir al monte” debemos informarnos de la zona que vamos a visitar y una vez en el sitio lo primero que debemos hacer es escuchar. Lo segundo que debemos hacer es escuchar. Solo después de eso creo que podemos hablar.
No podemos caer como paracaidistas a una zona y pensar que la gente nos va a prestar atención.
Respecto a “proselitismo ideológico”: a qué te refieres con ideología? Qué ideología? Esto es lo que pienso: 1) tenemos una serie de ideologías o creencias distintas en la oposición y tenemos que encontrar un punto común (algo a lo que se hizo referencia aquí y 2) como los puntos comunes son tan pocos y tan vagos, se tiene que llegar a un punto común más fuerte, un punto común que sea una serie de propuestas concretas que vayan más allá de una ideología X o Y y que hagan ver a la gente que tenemos idea sobre cómo resolver problemas concretos.

Estamos ya en una dictadura, pero eso no quita lo siguiente: con gritar “libertad, libertad” no vamos a ponerle fin ni a convencer a nadie. Aunque la libertad real es un requisito absoluto para el desarrollo, no es lo único que se necesita. Además, no es sostenible con hambre y sin plan.
Millones de analfabetos funcionales no comen nada con el concepto abstracto de “libertad”. Si comenzamos a proponer planes, verán de qué se trata. Estos planes tienen que ir más allá de algo puramente de ideología X o Y. El país está tan jodido que lo primero que necesita es una serie de medidas que cualquier gobierno honesto, de izquierda, derechas o centro, tiene que aplicar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: