jump to navigation

Premiando palabras octubre 11, 2009

Posted by Tomás Horacio Hernández in política internacional.
Tags:
trackback

El día viernes  el mundo entero se sorprendió al oír esta noticia: El Presidente de EEUU, Barack Obama,  ganó el Premio Nobel de la Paz.Obama sorprendido por su premio La casa blanca tuvo  la misma reacción que muchos de nosotros, una reacción que era una  mezcla de sorpresa con incertidumbre. Especialmente por que Obama fue nominado con tan solo 12 días de haber asumido la presidencia.

Si estudiamos la gestión de Obama desde que asumió la presidencia nos damos cuenta que concretamente a favor de la Paz  no ha logrado absolutamente nada.  De hecho se pueden observar solo tres acciones: las conversaciones con Israel y Palestina, el cierre de Guantánamo y la el plan de parar las intenciones nucleares de Irán.  Son estas acciones suficientes parar obtener semejante reconocimiento? No.

De hecho con esta decisión lo que si se ha logrado es poner en riesgo el prestigio del premio. En primer lugar porque Obama ha resaltado en estos últimos meses por sus alta convicción y su terquedad. Su defensa a capa y espada de las reformas en Salud son evidencias de ello. Que pasaría entonces si la tierra americana  llegase a estar en “riesgo”  en cualquier momento durante el periodo de Obama? Pueden estar seguro que Obama pasaría por alto este premio y su cheque por 1.4 millones de dólares. Los americanos se defenderían por orden de su presidente, como lo hicieron bajo el mando de Bush en varias varias oportunidades, y los ojos del mundo serian testigos de un ganador del premio nobel de la paz llamando a la guerra.  En segundo lugar,  porque dentro de las nominaciones al premio se encontraban varias que sí habían logrado éxitos y cambios trascendentales en la humanidad, pero al parecer las palabras bonitas, elaboradas y emotivas de una persona de poder pesan más que logros de desconocidos.

Por último nos cuestionamos si el otorgamiento de este premio premio fue como premio de consolación por haber perdido la sede para las olimpiadas o si simplemente es una “medida” para tratar de promover pacíficamente la política exterior americana.

Anuncios

Comentarios»

1. Sophie - octubre 11, 2009

Estoy de acuerdo contigo, como comentaba hoy en el blog de Juan Aguerrevere, este es un premio otorgado en base al compromiso de emprender potenciales acciones que rediman los efectos de las políticas anti-terroristas de George W. Bush. Sin embargo, ninguna ha sido llevada a cabo, ni siquiera el cierre de la prisión de Guantanamo. Además de que dichas acciones repercutirán directamente en los países del Oriente Medio, donde la opinión pública no ha favorecido mucho a Obama, precisamente por la falta de acciones concretas que vacían de méritos el otorgamiento de este premio.

2. Kepler - octubre 12, 2009

Me parece que no merecía el premio. Aun así: la cantidad de personas que se han ganado ese premio pese a que en realidad hicieron más para la guerra que para la paz es legión. Uno de ellos es Henry Kissinger. Otro es Roosevelt (guerra por Panama, matanzas en Filipinas por un lado, Rusia-Japón fue lo bueno que hizo). Otros Arafat y Begin.

Obama sí hizo algo concreto, aunque insuficiente: disminuir la tensión con Rusia al cancelar un proyecto que, de todas maneras, no tenía ningún sentido salvo algo de dinero para polacos y checos (porque habría llevado a eso).

3. Kepler - octubre 12, 2009

Por otro lado, no sé qué tiene de raro que el presidente quiera un programa de reforma social. Vivo en Europa. Otra venezolana, Bruni, vive en Quebec. Parece que cuando hablamos a otros americanos sobre el sistema de seguros que tenemos hablamos en chino.

No estoy de acuerdo con la forma en que Obama quiere financiar su reforma, pero sé que es posible un buen sistema. El sistema de seguro belga es muy bueno, pese a tener muchas imperfecciones.Muchos otros en Europa también son muy buenos y cubren a todo el mundo. Uno no tiene que elegir entre el sistema estadounidense o el cubano.
Es una pena que los americanos al sur de los Estados Unidos tiendan a ver el sistema estadounidense como o algo demoníaco (chavistas) o como lo non plus ultra…todo el tiempo salvo cuando quizás hablen de las playas.

He hablado con noruegos sobre su opinión. Vi las encuestas en Aftenbladet: 2/3 de los noruegos pensaba que fue una mala selección, pero los que la poyaron están pensando más en la segunda explicación que has dado: mover al presidente para que sea mejor que el anterior. Esa es la opinión de ellos, no la mía.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: