jump to navigation

Cómo hacer primarias octubre 5, 2009

Posted by Leonidas in política nacional.
Tags: , ,
trackback

Allá en Caracas Chronicles están teniendo un debate acerca de las primarias, y quisiera compartir mi idea sobre el elecciones_primarias_tachiratema. Vamos a comenzar con el porqué de las primarias: permiten tener candidatos de unidad cuya legitimidad no está abierta a interpretaciones. Quién sacó más votos en la circunscripción ganó y punto. Ninguna otra forma de elegir candidatos tiene esa claridad y esa es la gran virtud del mecanismo. Hipotéticamente hay otras ventajas, (Yon Goicoechea las resumene bien) pero la gran ventaja es que es una forma de lograr unidad a clara y transparente.

Como bien apunta Quico las primarias tienen dos grandes problemas. En primer lugar, a los “líderes” opositores les interesa preservar la influencia que les da la opacidad. En segundo lugar está el costo: los partidos no tienen con qué financiar las primarias y el inmenso esfuerzo organizacional que implican. Cualquier mecanismo de primarias sensato, entonces, tiene que tomar en cuenta ambos problemas. El problema no es tanto el porqué de las primarias, sino el cómo de las primarias.

Qué hacer entonces? De algunos políticos opositores se oye que una mezcla de consenso y primarias es la solución, y por una vez creo que van por buen camino. El asunto es cómo funcionará esa mezcla. Para mí es muy sencillo. Se pone una fecha tope, digamos, el primero de mayo, para que los partidos opositores lleguen al consenso. El mecanismo sería el que les provoque, desde encuestas al Tarot, el asunto es que se tendría hasta cierto momento para ponerse de acuerdo. En las circunscripciones dónde no se llegue a un consenso, se va a inmediatamente a primarias, después de un tiempo prudencial de campaña. Las primarias entonces serían un mecanismo de arbitrar disputas, el plan B automático en caso de que la negociación fracase. Si los líderes no se ponen de acuerdo, el electorado decide. Una vez realizadas las primarias para las circunscripciones uninominales, se negociaría la lista opositora, que podría entonces usarse para compensar a los perdedores de los primarias

Este simple mecanismo tiene a mi juicio varias ventajas. Le da un espacio al liderazgo opositor para ponerse de acuerdo en los circuitos uninominales donde se elige la inmensa mayoría de los diputados (111 de los 165 diputados a elegir), además de darles discreción plena en las listas. Esto ahorra dinero al no tener que realizarse primarias en todo el país.   Otra ventaja es que espacio importante a los jefes de partido les haría más aceptables las primarias. Proponer primarias para absolutamente todo seguramente sería rechazado por el liderazgo partidista, ya que les quita todo poder en determinar quiénes son los candidatos. Este mecanismo preservaría parte del poder del liderazgo partidista, a la vez que tener las primarias como plan B garantiza la unidad en los circuitos nominales, y da un buen chance de tener unidad en las listas. Con respecto a las listas, con la posible excepción de UNT en Zulia, todos los partidos saben que carecen la fuerza individual para llegar a la mitad o siquiera un tercio de los votos del PSUV, que es lo que necesitarían para lograr un diputado lista. Las listas unitarias, entonces son necesarias para ganar, y el liderazgo opositor debe estar consciente de ello.

El gran problema de las primarias como plan B, y de las primarias en general, es que pone mucho poder en manos del CNE. Antes de elegir candidatos uninominales, se necesita saber qué circunscripciones los van a elegir, y es probable que todas las circunscripciones sean distintas a las del 2005. Por lo tanto, antes de hacer cualquier cosa, se tienen que exigir al CNE reglas claras. Con anunciar las circunscripciones dos meses antes de las elecciones, el CNE puede destruir la posibilidad de la oposición, que contrario al chavismo es sencillamente incapaz de ponerse de acuerdo en poco tiempo. El primer punto en la agenda parlamentaria entonces tiene que ser saber cómo se va a votar.

Anuncios

Comentarios»

1. revbob22 - octubre 5, 2009

….”El gran problema de las primarias como plan B, y de las primarias en general, es que pone mucho poder en manos del CNE.”

Y este es el gran problema que yo veo con las primarias en Venezuela.

Como se puede confiar en el CNE? Cualquiera sabe que esta comprometido con el Sr. Chavez.

Las primarias van a tener que ser manejadas por otro grupo, sea SUMATE u otro que se forme para ese preciso rol.

Simplemente exigirle reglas claras al CNE no es garantia de que cumplan cabalmente y en mi humilde opinion, es poner a zamuro a cuidar carne.

Por otro lado, las primarias serian muy utiles para determinar que chance tiene cada candidato de convencer al elector de su postura. Y quizas, darle a los Venezolanos la esperanza de que si estan siendo escuchados, y que su opinion cuenta.

2. Igor Zurimendi - octubre 5, 2009

Revbob,
Tienes razon en que las primarias van tener que ser manejadas por otro grupo, entre otros motivos porque buena parte del electorado opositor jamas votaria en unas primarias realizadas por el CNE. Mi punto sin embargo no es ese. Hasta que se sepa como se van a conformar geograficamente las circunscripciones electorales, no se puede lograr la unidad porque no se sabe como se van a elegir los diputados. Sin circunscripciones claras, es muy complicado comenzar el proceso de lograr la unidad, y exigir que se aclare al menos ese punto tiene que ser lo primero en la agenda.

3. Ana Herrera - octubre 5, 2009

Yo creo que la idea es perfecta en un mundo ideal, ahora el compromiso de llegar a una negociación se hace más difícil porque al final cada candidato y partido tiene la opción de ir a la elección, tu respuesta sería probablemmente que eso nada más beneficiaría a quién sea que tenga más “popularidad”, a lo que yo le agregaría no solo la popularidad como factor sino recursos para la campaña porque definitivamente hay partidos que tienen muchos mas recursos que otros…
De verdad creo que es un tema complicado y que ésta es una oportunidad muy distinta a la que se tiene en elecciones de alcaldes y gobernadores, por lo que hay que sacarle el provecho, lo que no estoy segura es si es a través de las primarias.

4. Manuel Andrés Casas - octubre 5, 2009

Yo, capaz ingenuamente, soy bastante optimista en el tema. Considero que se podrá lograr, mediante negociación, candidaturas únicas en la mayoría de las circumscripciones (como ocurrió en las regionales). Lo que agregan las primarias, como bien apuntó Igor, es que sirven como un mecanismo claro de solución de disputas. Con esto podríamos evitar otra Alcaldía de Valencia o gobernación de Bolívar.

5. Quico - octubre 5, 2009

Por el problema de los circuitos “a la medida” y a última hora es que Juan Cristobal dice que tienen que ser por Estado, no por circuito.

6. Igor Zurimendi - octubre 5, 2009

Naturalmente leí la propuesta de Juan Cristóbal, y stoy de acuerdo que hacer primarias por Estado resuelve parcialmente el problema de poner la agenda en manos del CNE,. Sin embargo, hacer primarias que no decidan candidatos sino la composición relativa de fuerzas en unas mesas de unidad que pueden o no pueden llegar a resultados me parece que desafía la lógica de hacer primarias: un resultado claro no sujeto a interpretaciones. Además, el trabajo de las mesas de unidad sólo puede comenzar una vez que se saben los circuitos, con lo que el CNE sigue controla al menos parte de la agenda. Tristemente, la unidad opositora, bajo el mecanismo que sea, depende de que el CNE decida cuales van a ser los circuitos. Por eso el primer paso tiene que ser pedir clarificación en ese punto.

7. P.I. - octubre 5, 2009

Para el problema de que las negociaciones entre los partidos no logren ser definitivos, se puede agregar a cualquier propuesta de alguna especie e mezcla primarias-negociaciones (o, la verdad, a cualquier propuesta de nada más negociaciones) que en cierta fecha tienen que realizar una votacion de los partidos que en caso de negoiaciones debería reflejar los acuerdos a los que llegaron.

Sirve para el plan de Juan Cristobal donde sería el último paso y serviría para el plan de primarias como plan B como un plan A2 menos caro (digamos que si el candidato no tiene más de X% de los votos hay que hacer ṕrimarias)

8. Juan Cristobal - octubre 7, 2009

Me gusta la propuesta de usar la primaria como un “trigger” por si acaso no se llega la unidad. Sin embargo, eso no elimina un grave problema que tenemos – mucha gente en la mesa con poco voto. Hacer la primaria primero facilita la negociacion porque te libras de mucha de la influencia de ABP, Causa R, MAS y Convergencia (por poner ejemplos) que pueden entrabar seriamente las candidaturas.

Por otra parte, hacer primarias por circunscripcion seria demasiado complicado para Sumate y para el votante, ni hablar para los partidos. Si se propone un mecanismo complicado no va a ser aprobado, mejor “dorar la pildora” y proponer primarias mas sencillas que dejen espacion para que los partidos sigan teniendo influencia post-primaria.

Digo yo…

9. El acuerdo opositor « Sin el Chivo y Sin el Mecate - noviembre 23, 2009

[…] fundamental del acuerdo se refiere al método de selección de candidatos, en que se adoptó algo muy similar a una idea que había comentado en este blog. Este el cronograma: 4. Cronograma para escoger a los […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: