jump to navigation

¿Será qué es una tendencia? septiembre 11, 2009

Posted by Manuel Andrés Casas in Otra.
Tags: ,
trackback

Y por esto me refiero a la preocupante tendencia de algunos gobiernos del continente de arremeter contra medios de comunicación que expresan opiniones inconvenientes. El día de ayer nos trae: 3 personas arrestadas en Cuba; una, un hombre que se atrevió a gritar ante cámaras de televisión “Aquí falta comida”, los otros dos eran escritores de un periódico digital. A su vez encontramos que en Argentina, el diario El Clarín (crítico del gobierno, especialmente con el proyecto de Ley de Medios) fue invadido por 200 funcionarios del gobierno, en una actitud ¿sospechosa? para una “inspección”. El diario ha dicho que se busca intimidarlo. Por otro lado, en Ecuador existen latentes amenazas dirigidas al canal Teleamazonas y en Venezuela. Bueno, creo que no hace falta comentario.

En medio de la escalada gubernamental para callar aquellas voces discordantes surgen una serie de interrogantes. Me pregunto entonces ¿a qué le tienen tanto miedo? ¿Es qué acaso sus ideas son tan frágiles que tienen miedo que las batuqueen un poco en la opinión pública? Que yo sepa el punto esencial de un Estado Constitucional que cuente con un órgano legislativo (llamémoslo Asamblea, Parlamento o Congreso. Da lo mismo) es que en éste se discuta y debata.

Sin embargo, la discusión no debe limitarse simplemente a las salas del capitolio. La discusión, en una democracia seria, va más allá. Pasa, de ser un asunto únicamente de políticos (diputados) a convertirse en un asunto de ciudadanos (es decir, participativo). Aquí es donde entran a jugar un rol fundamental los medios de comunicación, puesto es mediante estos que el ciudadano puede involucrarse en la discusión y dar su punto de vista.

Hoy en día, son aún más las posibilidades de participación ciudadana. La tecnología ha desarrollado una serie de mecanismos alternos, como Twitter, Facebook y los Blogs, que han permitido a cualquier persona expresar sus ideas, cabe recalcar que, aparte de haberse convertido en herramientas que pueden llegar a tener gran influencia (Este gráfico muestra como la página web más influyente en el debate del sistema de salud es Estados Unidos ha sido Twitter) Por su naturaleza, se han logrado esquivar las pretensiones amordazantes de censores gubernamentales (sino pregúntenle a los Iraníes)

Es por eso que debemos ver a estos medios verdaderamente democráticos (qué más democrático que algo que puede usar cualquiera) como uno de los pilares fundamentales que logran que el edificio de la libertad de expresión no colapse bajo el apabullante peso del puño estatal. Nos dan la esperanza de que por más que la sombra de la censura esté latente, habrá siempre maneras para garantizar que la democracia sigua siendo ese diálogo civilizado entre varios interlocutores. Por más que a muchos (la mayoría en sillas presidenciales) les gustaría que fuese un monólogo.

 

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: