jump to navigation

Lo que cambia la nueva Ley Electoral agosto 31, 2009

Posted by Leonidas in política nacional.
Tags:
trackback

En el artículo anterior de realidades electorales, vimos que la oposición se las veía negras para lograr una mayoría en la Asamblea con las reglas electorales viejas. ¿Cambia esto con el nuevo sistema electoral? Es difícil saber, pero creo que cambia menos de lo que nos imaginamos. Pasamos de un mal sistema a otro similarmente malo.

Veamos cuáles son los cambios de la nueva Ley al sistema electoral en sí. Hay una serie de cambios de procedimientos que estoy en incapacidad de analizar, con lo que me enfocaré en lo que entiendo. En primer lugar, se elimina formalmente el impacto de los resultados uninominales sobre las listas, quitando así la necesidad de crear morochas. Dada que la realidad era que existían morochas que ya eliminaban esto, el impacto real es nulo.

Veamos ahora los dos grandes cambios que si afectan algo. En primer lugar, se cambia la distribución lista-nominal por estado. En vez de ser 40-60, ahora los estados que eligen 10 diputados o más tendrán 3 diputados lista, y los que eligen 9 o menos 2. En Zulia, 3 diputados lista pasan a ser nominales, en 3 otros estados (Miranda, Lara y Aragua) 2 diputados lista pasan a ser nominales, en 5 (Anzoátegui, Bolívar, Carabobo, Táchira y el Distrito Capital) un diputado lista pasa a ser nominal, y en Amazonas uno nominal pasa a ser lista.  Con los resultados de la enmienda, de los 14 diputados lista que pasan a ser nominales, 7 hubieran sido chavistas y 7 opositores, y el diputado lista de Amazonas hubiera sido opositor. Por lo tanto, determinar a quien favorece este cambio depende de si las nuevas circunscripciones creadas son opositoras o chavistas, y no necesariamente perjudica a la minoría.

El otro gran cambio es que ahora los municipios pueden ser divididos en parroquias a la hora de crear circunscripciones. Esto debiera eliminar casi totalmente las circunscripciones plurinominales, como Maracaibo o Iribarren, porque no existen parroquias tan grandes como para que en ellas se tengan que elegir dos diputados. De los 99 diputados electos nominalmente bajo el viejo sistema, 31 , casi un tercio, eran electos en circuitos plurinominales, con lo que este cambio es a mi juicio el más importante de la nueva Ley. Pero, otra vez, ¿a quién conviene este cambio? La división de las circunscripciones plurinominales puede crear nuevas circunscripciones que voten distinto a la circumscripción entera. Por ejemplo, dividir el municipio Sucre de Miranda crea una circuscripción chavista nueva a partir de un municipio de mayoría opositora. Pero muy pocas veces es tan sencillo saber como será la nueva circunscripción, con lo que el juicio final acerca del impacto no se puede saber hasta que el CNE diga cuáles son las nuevas circunscripciones.

Lo que si queda claro es que las circunscripciones plurinominales existentes no convienen a la oposición. De las 13 circunscripciones plurinominales que existían, la oposición gana (otra vez con los resultados de la enmienda) sólo 3: el municipio Sucre de Miranda, Valencia y Maracaibo. Esto quiere decir que de los 31 diputados electos en estos circuitos, 8 serían opositores. Además, al dividir municipios como Iribarren (Barquisimeto) Heres (Ciudad Bolívar) o Girardot (Maracay) por mucha malicia que tenga el CNE es imposible no crear circunscripciones de mayoría opositora. Aunque la nueva Ley abre las puertas a la creación de circuitos favorables al chavismo, es difícil pintar este cambio como un mal absoluto.

La pregunta que me propuse responder es cuánto cambia la nueva Ley. En 11 estados, queConsecuencia cambios eligen 54 diputados, no cambia nada. En los otros 13 estados, la forma de elegir diputados sí cambia de una forma u otra: ya sea por la creación de nuevas circunscripciones, los cambios a la circunscripciones ya existentes, o por la pérdida de diputados lista. Lo que no cambia es que el sistema electoral desfavorece a la oposición. Haciendo suposiciones acerca de como se crearían nuevas circunscripciones, con los resultados de la enmienda la oposición sigue ganando menos del 30% de los diputados con el 45% de los votos, quedando 26 diputados opositores frente a 116 chavistas. En la gran mayoría de los estados los resultados no cambian por mucho que cambie la forma de elección. En Bolívar la oposición ganaría un  diputado por la división de Ciudad Bolívar, mientras que la división del Municipio Sucre de Miranda causa que se pierda un diputado: en Carabobo se perdería un diputado lista, mientras que en Amazonas se ganaría uno. En otros casos donde hay cambios se compensan ganancias y pérdidas, como en Lara, en que la creación de un circuito opositor en Barquisimeto se compensa con la pérdida de un diputado lista.

A un nível enteramente empírico, y suponiendo como siempre que se mantienen los resultados de la enmienda, la nueva Ley electoral no implica un gran cambio. El sistema desfavorecía a la oposición (que no es lo mismo que decir a las minorías) y lo sigue desfavoreciendo. Existen sistemas peores y más ventajistas, pero este no es relvantemente peor o mejor que el que sustituye.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: